Una navidad perfecta para mayores de 18 años

Papá Noel llega este año con el trineo cargado de vino justo cuando el aguinaldo quema en la caja de ahorro. ¿Cuál es la mejor opción para darse un gusto?

Joaquín Hidalgo

Zafamos de Ganancias. Pero la convicción de una pronta devaluación flota en el aire como el humo de las cañitas voladoras después que dieron las doce y no quedó otra calabaza más que la de los cuentos. También la llegada de Papá Noel es cuento. Pero permitámonos imaginar este escenario para la Navidad: los pocos pesos sobrantes del aguinaldo menguan su valor al ritmo de las horas, entonces, ¿por qué no darse un gusto e invertirlos en algunas buenas botellas de vino? Para cuando el humo se haya disipado y la calabaza tenga el color blue de la fría realidad económica, al menos quedará un dulce trago acovachado en algún rincón de la casa con el que -parafraseando a un tristemente recordado economista- pasaremos el verano.

$1800 Por ese precio se puede comprar una caja de Luigi Bosca De Sangre Blend (2012).

Hasta mil pesos. Si encontrás que te sobra esta plata, la sorpresa es doble: primero, porque es raro que quede algo, y segundo, porque es más raro aún que puedas darte un gusto tan noble y de escasa necesidad como una botella de vino. Anotá algunos de estos cuya caja de 6 puede ser un bálsamo para pasar futuros tragos amargos. Los modernos Pyros Barrel Syrah (2013), Tinto Negro Malbec (2014, $98), Argento Malbec (2012, $150) y Colonia Las Liebres (2014, $100). Entre los clásicos, Íntimo Cabernet Malbec (2012, $100) y Fond de Cave Cabernet Sauvignon (2013, $150) serán buenas elecciones.

Hasta dos mil. Son 20 billetes de Julio Argentino Roca. A poco de que tengan un hermano mayor (¿quién le pondrá la cara el nuevo billete?), conviene invertirlos bien. Nada de gastarlos en superflua pirotecnia ni en la grifería nueva para el baño que hace tiempo pide cambio. La llegada del trineo de Laponia es la excusa perfecta para darse un gusto egoísta. Y ahí están en la góndola esperándote algunos preciados objetos de deseo: Luigi Bosca De Sangre Blend (2012, $300), potente y lleno de sabor; los modernos y expresivos Cabernet Franc ZAHA (2011, $330) y El Enemigo (2012, $366). En blancos, el increíble Salentein Single Vineyard Chardonnay (2012, $370).

Hasta tres mil. "Alquiler, pagado. Inscripción al colegio, pagada. Arreglos del auto previos a las vacaciones, pagados y en cuotas. Qué bien, quedó un lindo pucho para gastos extra. ¿Se informa a la pareja? ¡No!", interviene la voz de la inconciencia. "Este es nuestro momento", protesta el ministro de felicidad personal que todos llevamos adentro y que rivaliza con el fiscal de la culpa y cogobierna con el de la ambición. Tarjeta en mano y en cuotas, el pinito de Navidad lucirá un hermoso paquete con seis deliciosas botellas. "¡A elegir!", se frota las manos el ministro. Le sugerimos blends sobrios y carnosos, como Familia Durigutti Blend (2010, $460) y Atamisque Assemblage (2008, $500) o el más flaco Perdriel Centenario (2010, $460). Para un gusto moderno, Familia Zuccardi Concreto (2014, $460).

Hasta cinco mil. Mientras esperás el cambio de un semáforo al regreso de tu trabajo, te sobreviene un sentimiento liviano. Nada de lo que pasa a tu alrededor te preocupa. Los gastos de Navidad este año, con los chicos ya grandes, no pasará de algún que otro mimo con la comida. Y justo cuando se enciende la luz verde, lo decidís: me voy a regalar unos buenos vinos. ¿Cuáles? Estos, por ejemplo: el flamante Familia Schroeder Blend (2011, $470) y Fin del Mundo Special Blend (2010, $585), ambos patagónicos; o los nuevos Salentein Primus Malbec (2012, $660) y El Esteco Chañar Punco (2012, $625).

Afortunados los que tienen más. En la Argentina actual, que al cabo de los gastos de diciembre queden más de cinco mil pesos limpios es una proeza que excede cualquier salario. Sin embargo, puede darse. Y si además entre esos afortunados hay amantes de los vinos, el sobrante puede ser la ecuación perfecta para invertir en unas buenas botellas que, con el tiempo, incluso se valoricen.

Buenas inversiones son: Achával Ferrer Finca Mirador (2012, $1000), el raro Buscado Vivo o Muerto Pareditas (2012, $750), Cobos Malbec (2012, $2300), Rutini Antología XXXV (2010, $2860) y el más exclusivo de todos, Catena Estiba Reservada (2009, $3900), que se puede comprar por unidad y en hermosos estuches.

Noche blanca
Los mejores para comer en exceso

Salvo aquellos que, de bermuda y buena gana, prendan el fuego para un asado, el resto de los argentinos que el 24 a la noche sudemos la gota gorda deberíamos inclinarnos por unos ricos blancos frescos. No hay mejor manera de pasar el lechón frío, de bajar el vitel toné o apurar las ensaladas agridulces y rebañadas en caramelo que pueblan la mesa navideña. Para más datos, le bajaremos unos grados a la sensación térmica y el cuerpo lo agradecerá. Chardonnay, Sauvignon Blanc o Torrontés. El que guste será mejor que unos tintos tibios o con hielo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído