El clima en Neuquén

icon
23° Temp
42% Hum
La Mañana Neuquén

Valentina Sur: denuncian que desconocidos ingresan a los baños de una escuela primaria

Se trata de familias de la Escuela 223 que se movilizaron al Consejo Provincial de Educación. Solicitan guardias y el cierre del cerco perimetral.

La comunidad educativa de la Escuela 223 del barrio Valentina Sur suspendió este martes las clases con el fin de movilizarse y trasladar de forma personal el reclamo por falta de seguridad a las autoridades del Consejo Provincial de Educación (CPE). Entre los hechos ocurridos, denunciaron que un adulto ingresó al baño de los estudiantes.

Familias, estudiantes y docentes se trasladaron este martes por la mañana al CPE, donde pasado el mediodía esperaban ser atendidos para dar una respuesta los hechos de violencia e inseguridad que se viven en la escuela.

Te puede interesar...

La secretaria gremial de ATEN Capital, Patricia Jure, explicó que se trata de “una escuela que sufre un abandono histórico por parte del gobierno y del CPE”. Detalló a LMNeuquén que comenzaron el año escolar con problemas con el servicio de gas. “Nos querían hacer dar clases con pérdidas de gas, sin prueba de hermeticidad. Y cerramos el año con una situación de conflicto que cada vez empeora más”, aseguró.

En una asamblea que tuvo lugar el lunes en la primaria de Valentina Sur, la comunidad educativa decisión suspender las actividades escolares para hoy como así también reiterar el pedido de seguridad para la escuela.

En la nota que presentaron en mesa de entrada solicitaron guardia durante el turno diurno; el levantamiento del cerco perimetral; indicaron que no se puede dar Educación Física porque se sale e ingresa sin control; y una urgente y efectiva intervención del equipo interdisciplinario sobre todo en situaciones de vulnerabilidad. Además, pidieron el nombramiento de una maestra de acompañamiento.

cpe estafa becas (2).jpg

“Nuestras infancias están viviendo una situación de vulnerabilidad atroz que repercute en la escuela. Toda la situación de violencia que se va agigantando, se replica en la escuela, se replica entre estudiantes y se replica de adultos hacia estudiantes”, exclamó Jure.

La dirigente reiteró la necesidad de contar con condiciones de seguridad mínimas. Si bien indicó que no es la solución al problema de la violencia, es una medida de protección para los chicos. Señaló que solicitaron “que haya una guardia de seguridad, que pueda estar en el acceso a la institución, porque se han dado situación donde se encuentran adultos en los baños de los chicos o las chicas. O intervenciones violentas de reclamos de un padre hacia un chico por trifulcas entre niños”.

Otro tipo de situaciones que los docentes advierten entre los alumnos son situaciones de vulnerabilidad que fueron denunciadas -según el protocolo- por las vías jerárquicas y administrativas: no sólo a la Dirección de Nivel y al CPE, sino también ante la Defensoría del Menor y a los centros de fortalecimiento familiar. No obstante, aseveró que las respuestas no estuvieron a la altura de los hechos. “Si hay una alerta de una situación de ultra vulnerabilidad de uno, dos o tres menores, lo que corresponde es que se disponga de manera inmediata, en defensa de esas infancias y sus derechos, todos los protocolos para sacarlos de esa situación”, afirmó.

La vocera incluso mencionó que en algunos casos se requiere el paso por Cámara Gesell, pero que todavía no hay respuesta. Agregó que si el Poder Judicial, la Defensoría y los equipos interdisciplinarios no actúan como corresponde, ocurrirán situaciones al interior de la comunidad educativa que "van a estallar".

Reclamo Escuela Valentina Sur.mp4

“Hay múltiples situaciones de violencia, todo el tiempo se va sumando y la vulnerabilidad y el estado de indefensión de las infancias es total. Nuestra tarea docente tiene un límite, nuestra tarea es enseñar. Ante los emergentes eso se va corriendo cada vez más y no podemos resolver las situaciones concretas. Además, tampoco nos corresponde, para eso hay un presupuesto, hay funcionarios que cobran muy bien y para eso hay medidas que se deberían aplicar con los fondos que se necesitan”, destacó.

Al mismo tiempo, Jure se mostró comprensible con las madres y padres de la institución educativa. “Se comprende que las familias vengan enojadas a la escuela porque sus hijos están en peligro, los docentes están en peligro y los únicos que están tranquilos son los que están en el CPE donde no pasan ni frío ni calor”, añadió.

A pesar de que las clases terminarán dentro de diez días, las familias decidieron suspender hoy las actividades para visibilizar el reclamo. “Se vienen los actos, las actividades finales y es una escuela en tensión. No se puede cerrar el ciclo lectivo en este estado de fragilidad. La comunidad educativa está siendo abandonada por quienes tienen la responsabilidad”, cerró la dirigente gremial.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario