El clima en Neuquén

icon
20° Temp
27% Hum

Vecinos de Rincón de Emilio, en gran conflicto por el sentido de las calles

La nueva organización de tránsito fue establecida en junio, pero no es aceptada por gran parte del barrio.

El cambio de sentidos en las calles del barrio Rincón de Emilio de Neuquén generó problemas entre quienes plantean que se debe respetar la nueva organización del tránsito y quienes no aceptan esta nueva medida, debido a que pasaron a ser todas las calles manos únicas.

Desde el pasado 23 de junio, la Municipalidad de Neuquén estableció que todas las calles de barrio Rincón de Emilio comenzarían a ser manos únicas, excepto la calle que costea el barrio que seguiría siendo doble mano. Para llevar a cabo este cambio, se reemplazó la cartelería que indica los sentidos, y se trabajaría en conjunto con personal de tránsito para ayudar a incorporar el nuevo funcionamiento.

Te puede interesar...

El pedido fue realizado por vecinos particulares y por la Comisión Vecinal ya que hasta el momento todas las calles tenían sentido doble mano y luego de que algunas fueron asfaltadas, el tránsito y movimiento de vehículos aumentó en ciertas zonas del barrio. A esto se sumó que el estacionamiento de los autos es de ambos lados, lo que complica aún más que el tránsito en una calle doble mano sea eficiente.

Hubo varios casos de vecinos que se encontraron con los espejos retrovisores de sus vehículos rotos o directamente arrancados, debido al problema del estrecho espacio para la circulación.

Sin embargo, a partir del cambio realizado, un grupo grande de vecinos se mostró disconforme con la nueva organización de tránsito y manifestó que no fue parte del pedido. Es así que, a casi dos meses de las nuevas medidas, están quienes deciden no respetar los nuevos sentidos de las calles, por lo que se generan discusiones a diario entre conductores. De esta manera, el tránsito sigue siendo un problema en este barrio ya que no se respeta la nueva norma establecida.

En muchos casos, las explicaciones de los infractores fueron que deben recorrer algunas cuadras de más para poder llegar a sus domicilios o porque no quieren transitar por las calles que aún no fueron asfaltadas. Por eso, también piden que se termine la obra de pavimentación.

Con las lluvias de la última semana, las calles que todavía son de tierra se inundaron de agua y de barro, y una vez que se secaron, quedaron llenas de baches. Por este motivo, muchos vecinos se quejaron del mantenimiento de las calles y tomaron la decisión de seguir transitando por las arterias de asfalto sin importar si se estaba respetando la dirección establecida.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario