El clima en Neuquén

icon
21° Temp
44% Hum
LMCipolletti Neuquén

Venden en Neuquén un célebre auto de colección

Es un Ford A de 1931, refaccionado por "Pepe" Dómina, reconocido fierrero de Olavarría. El coche salió en un videoclip y en el programa televisivo El Garage.

Dejó la fábrica hace casi un siglo, revivió con el cambio de milenio de la mano del reconocido fierrero de Olavarría “Pepe” Dómina, salió en televisión en el programa El Garage y hasta formó parte de un videoclip del cantante Luis Sebastián. Es la historia resumida del célebre Ford “A” de 1931, que puso a la venta por redes sociales un vecino de Neuquén.

“A este auto, lo tenemos en la familia hace como 30 años; lo armó de cero mi abuelo, que era medio fanático y tenía dos o tres de estos, y me lo regaló en vida hace como nueve años”, contó José Luis Dómina, el neuquino que busca un coleccionista interesado en el glorioso vehículo.

Te puede interesar...

Indicó que toda su familia es de Olavarría y allá su abuelo era una autoridad indiscutida en coches de colección. “Todo el mundo de los alrededores, los valles, Sierra Chica o Hinojo, le iban a preguntar sobre el tema, porque además era mecánico de estos autos antiguos y se los armaba desde cero; sabía mucho”, relató.

Ford A 1.jpg

El abuelo se llamaba José Heriberto, pero todos lo conocían por su apodo, “Pepe”. Falleció hace poco y dejó como legado al mundo un Ford A idéntico al que tiene su nieto, que quedó a resguardo en un museo de Olavarría. Además, hay un Mercedes Benz de 1951, al que vinieron a buscar desde Europa por lo bien conservado que estaba.

José Luis recalcó que el coche que cruzó el océano “se fue a la agencia de Mercedes Benz de Alemania, hoy en día está expuesto allá, y vinieron hasta Argentina a comprarlo porque no se conseguía en ningún lado”.

Añadió que, en el tiempo en que su Ford A estuvo en Olavarría, “tuvo entrevistas en el programa El Garage, un montón de expos y premios, además de que a mi abuelo lo iban a buscar todas las semanas para que traslade novias en casamientos, cumples de 15 y distintos eventos”.

Ford A 2.jpg

Señaló que, “acá en Neuquén, al auto no lo llevé a exposiciones porque justo nos agarró la pandemia, pero el cantante Luis Sebastián, que es conocido en la zona, me lo alquiló e hizo un video musical”. El coche aparece en el clip oficial de “Matándome Suavemente”, filmado entre nuestra ciudad y la vecina Allen.

El Ford A funciona como lo hacía en 1931, gracias al mantenimiento permanente que siempre tuvo y que también heredó el nieto. Se lo puede usar para pasear por Neuquén, aunque alcanza como máximo los 60 kilómetros por hora. Se maneja con un enorme volante en cruz y un cambio de apenas tres velocidades.

José Luis aclaró que conservó el coche para respetar el legado de Pepe hasta que ya no pudo más. Explicó que lo puso a la venta “porque tengo un proyecto personal y lamentablemente me tengo que deshacer del auto, sino no lo vendería”.

“Para mí, además de todo, tiene también un valor sentimental y obviamente me va doler dejarlo, pero la verdad es que ya no puedo tenerlo”, comentó.

Como sabe que se trata de una venta muy particular, hoy ofrece la joya de su abuelo en los grupos especializados de Facebook, a la espera de que aparezca alguien que lo aprecie y lo cuide tanto como él. Confió que a veces sale a pasear en el “Fordcito” con su pequeño hijo para mantener la tradición y sabe que, el día que encuentre comprador, con el auto se va ir una parte invaluable de la historia de su familia.

Ford A 3.jpg

Un autito de un millón de pesos

Para ponerle precio al Ford A, José Dómina consultó con amigos fierreros de su abuelo y se guió por su propia experiencia en el mundo de los coches de colección. Por eso, lo ofrece a 7.500 dólares, que representan alrededor de un millón de pesos con los impuestos para la compra de moneda extranjera.

Explicó que, aunque parezca un valor excesivo, es lo que sale un auto antiguo de este estilo “porque se arranca a armar de cero y no te lleva un año, son como cinco o seis porque hay piezas que no se consiguen, repuestos que llevan tiempo y mucho dinero”.

“Se trata de una venta especial para los que están entendidos en el tema, los coleccionistas, porque la gente que no se dedica a esto piensa que no tiene tanto valor y no es el coche, es todo el trabajo que se hace en el mantenimiento”, detalló.

Indicó que el Ford A “está como lo tenía mi abuelo, que lo refaccionó hace 25 años y es así como lo pintó, el tapizado, todo tal cual y lo tengo en venta hace cuatro meses”. Agregó que pensó que iba a ser más fácil contactar a un coleccionista, pero “se complicó bastante porque acá en Neuquén no es muy frecuente la gente a la que le gustan estos autos, hay poco mercado, y la que lo quiere es toda de afuera, pero me genera desconfianza mandarlo en algún camión a otra provincia”.

ford 1931 3.jpg

El Ford A en números

6 mil: es el precio en pesos hoy de un volante de Ford A en las páginas de compraventas de Internet. Es lo que piden por el accesorio para quien quiera restaurar un coche de este modelo. Los espejitos retrovisores se venden a 9 mil pesos y los faroles delanteros, a 22 mil.

4,3 millones: son las unidades de Ford A vendidas durante los cuatro años en los que estuvo vigente el modelo. Se comercializó con 34 variaciones en la carrocería, denominadas Coupé, Phaeton, Tudor o Taxicab, muchas con la alternativa estándar o de lujo. Las Cabriolet y Sedán eran descapotables.

1927: fue el año en la que se empezó a fabricar este coche. Hay otro modelo “A”, distinto, de 1903. El primer ejemplar estuvo listo el 20 de octubre, pero recién se puso a la venta el 2 de diciembre de 1927. En 1931, lo reemplazaron por el Ford “B”, con motor de cuatro cilindros.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario