Confesó ante los jueces ser el asesino

Se trata del acusado de la muerte de Miguel Garrido.
 
Neuquén > El hombre que se encuentra acusado de haber matado a Miguel Garrido el 22 de diciembre de 2009 de dos certeras puñaladas confesó ayer el crimen ante el tribunal de la Cámara en lo Criminal Primera. Ante la sorpresiva declaración del imputado, el debate se dio por finalizado y hoy se escucharán los alegatos de ambas partes.   
El juicio comenzó con la declaración del imputado, quien en ningún momento se desvinculó del hecho. Por el contrario, confesó ser el autor del crimen y hasta pidió perdón a la madre de la víctima que se encontraba presente en la sala.
Ante la sorpresiva confesión, su defensor solicitó que el resto de la prueba sea incorporada por lectura, a lo que la fiscalía no se opuso, pero el abogado que representa a la familia de la víctima, Carlos Vaccaro, pidió la declaración de la concubina y la cuñada de Garrido, quienes fueron testigos presenciales del homicidio.  
Las mujeres relataron lo ocurrido esa noche y ambas coincidieron en sus dichos con el acusado. Sin dudarlo, sindicaron al imputado como quien asesinó a Garrido. Fue así que con los testimonios de las testigos y la contundente declaración del acusado se cerró el debate.
 
Desacuerdo
En tanto, el fiscal y Carlos Vaccaro, en representación de la querella, no estuvieron de acuerdo a la hora de encuadrar el hecho. Mientras que para el ministerio público fiscal se trató de un homicidio simple -delito que oscila entre los 8 y 25 años de prisión- para Vaccaro el acusado tendría que ser condenado por el delito de homicidio agravado por alevosía, en este caso la única pena que contempla el Código Penal para esta clase de delitos es la de prisión perpetua. Es para el letrado, el imputado actuó deliberadamente cuando de manera insistente increpó a Garrido para que bajara del auto. Para Vacarro no quedan dudas que la intención fue que la víctima quedara indefensa por lo que solicitó la alevosía.
Miguel Garrido murió a los pocos minutos de haber sido apuñalado la tarde del 22 de diciembre de 2009 cuando había ido a visitar a su suegra, quien vive en Centenario. El acusado insultó a Garrido y fue así que comenzaron a pelear. Hasta ese momento, la víctima se encontraba en su auto pero debido a la insistencia de su agresor se bajó. Tras un corto forcejeo, el hombre cayó al suelo dejando de existir casi poco después como consecuencia de las graves heridas que sufrió.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído