En el banquillo por corrupción

Neuquén > En los próximos días, quedaría fijada la fecha del juicio oral contra un acusado de corromper a una adolescente mendocina de 17 años. Se trata de Alejandro Tanachowicz, quien fue procesado el año pasado por el Juzgado de Instrucción Nº 2.
El imputado, oriundo de Córdoba, permanece en prisión desde mayo de 2008, cuando fue detenido por la Policía provincial en un hotel alojamiento de esta capital.
Antes, una adolescente de 17 años, de nombre Gabriela, lo había denunciado por obligarla a prostituirse en la zona del Bajo neuquino.
La historia del victimario y la víctima se inició en Río Cuarto, provincia de Córdoba. Allí se habrían conocido la adolescente y el joven, de 23 años.
Luego, se volvieron a encontrar en la ciudad de San Martín, en Mendoza, donde reside la adolescente junto a su familia. En apariencia, Gabriela fue obligada por Tanachowicz a viajar al sur de esta provincia, en plan de vacaciones. Estuvieron en Villa La Angostura y también, en la ciudad rionegrina de Bariloche.
Cuando se les acabó el dinero, decidieron instalarse en Neuquén capital. En esta ciudad y según el relato de la adolescente, que había perdido totalmente el contacto con su familia, fue obligada a prostituirse. A sus clientes los contactaba en la zona del Bajo y el dinero recaudado era entregado al sospechoso.
Pero una situación de violencia originada presumiblemente en una discusión por la magra recaudación, llevó a la adolescente a fugarse y pedir ayuda en el hospital Heller. Enseguida, intervino la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas, que ordenó un allanamiento y la posterior aprehensión de Tanachowicz.
Tras la investigación de rigor, el juez Juan José Gago consideró probada la responsabilidad del detenido y decidió procesarlo con prisión preventiva por el delito de corrupción de menores.
Aunque la decisión fue apelada por el abogado defensor de Tanachowicz, Luis Varela, la Cámara de Apelaciones en lo Criminal de la provincia confirmó el procesamiento y la prisión preventiva.  
A priori, la situación del acusado no es para nada fácil y si resulta condenado, puede sufrir severas penas de prisión. El debate se concretaría antes de la Feria judicial de invierno en una de las cámaras criminales.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído