ver más

Huinganco sin transición: al intendente no le dejaron ni la clave del homebanking

El 10 de diciembre la nueva comisión no puedo asumir legalmente. Tomaron posesión del edificio, pero no saben cómo están las cuentas.

Una situación al menos extraña sucede en Huinganco, esa ciudad en el medio de un bosque artificial, que es el jardín neuquino por excelencia. Acá, en este poblado tranquilo de chacras y gente campera, no hay transición de gobierno. No hay acta firmada, ni balances, ni acceso a cuentas bancarias.

El intendente Luis Sepúlveda por Comunidad, el partido del Rolando Figueroa, ganó las elecciones el 16 de abril y el 10 de diciembre pasado se disponía a asumir junta a la comisión municipal; pero el traspaso de mando no se hizo y no hay actas firmadas con la entrega de las cuentas bancarias, tampoco.

Sepúlveda tiene despacho propio y atiende a los vecinos, que los ve todos los días en el pueblo chico, pero no sabe con qué dinero cuenta para pagar sueldos. Es que todavía, a 10 días de asumir, no tiene acceso a las claves de homebanking del BPN, ni al estado patrimonial de la comisión municipal de Huinganco.

Uno de los operarios, apenas asumieron el 10 de diciembre, se subió a un camión para el mantenimiento de calles. Intentó ponerlo en marcha, pero fue imposible. El vehículo tenía fundido el motor.

“Legalmente, todavía no recibimos la Municipalidad, hicimos la reunión con la antigua comisión saliente y fuimos pasando a un cuarto intermedio, porque faltaban algunos papeles”, dijo a LMNeuquén Simón Herrera, uno de los concejales por el Frente Neuquinizate.

Huinganco: vivir del turismo y el estado

El concejal sostuvo que este miércoles a las 17 habrá una tercera reunión en la comisión municipal, que la componen Esther Gutiérrez y Andrea Fuentes, por Comunidad, y Margarita Vásquez, por el MPN, con la antigua comisión. Buscan apurar el traspaso y saber con qué dinero cuenta para funcionar, pese a que conocen extraoficialmente la situación que heredaron.

Huinganco tiene unos 150 empleados municipales en una población de poco más de 1200 habitantes, donde la mayoría vive de las prestaciones del estado, los programas sociales, la producción de las chacras y el turismo de paso.

“Todavía no podemos manejar números, no podemos dar a conocer nada oficial, porque no tenemos los papeles; sí el intendente está trabajando en su despacho, estamos en funcionamiento de lo que se puede”, indicó el edil.

Comisión entrante y saliente de Huinganco.jpeg

La comisión entrante y saliente de Huinganco, con el intendente Luis Sepúlveda. Si bien hay cordialidad, aún no firman el acta legal de traspaso.

Herrera sostuvo que en el pueblo se conocen todos, más allá de los partidos y si la comisión es saliente o entrante, y que buscan llegar a un acuerdo cordial entre las partes. Sin embargo, no entiende la actitud de no entregar los balances financieros.

Indicó que hubo dos reuniones en diez días, pero que no pudieron ponerse de acuerdo en los números de los balances, que entregaba la gestión municipal de Ceferino Moya.

“Hemos pedido paciencia a los vecinos, todavía no podemos acceder a las cuentas. Sí hemos encontrado irregularidades, que las vamos a dar a conocer, temas del parque automotor”, dijo el concejal.

Dijo que un camión está fundido, el otro le falta mantenimiento y aceite y que hay otra camioneta que se prendió fuego y hay que repararla.

“La primera vez que nos juntamos no estaban los balances, entonces se pasó a un cuarto intermedio solicitado por nosotros, entonces no se hace el acta de traspaso. Cuando llegaron los balances, los números que figuraban ahí no eran esos, así que pedimos otra reunión”, indicó Herrera.

El concejal sostuvo que esta será la cuarta gestión municipal de Luis Sepúlveda y que en el pueblo todos se conocen y buscan mantener la cordialidad, más allá de las diferencias y grietas desde lo político.

“Capaz terminan cambiando los números del balance. La idea es hablar las cosas con papeles en la mano, porque acá en el pueblo nos tenemos que ver todos los días”, concluyó.

Te puede interesar

Dejá tu comentario