Cuestionan libertad de un condenado

El fiscal de Cámara presentó un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia por la liberación de un sentenciado por homicidio.

Neuquén > La libertad de un hombre condenado por asesinar a un joven en El Chañar,  que fuera otorgada días pasados por dos jueces de la Cámara Criminal, fue resistida decididamente por el fiscal Alfredo Velasco Copello.
Disgustado por la resolución, el fiscal de Cámara entiende que Vidal es penalmente responsable del delito calificado como homicidio simple, por lo que debe permanecer en prisión.
Por eso, el lunes presentó un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia, impugnando la decisión de la Cámara Criminal Dos.
Los argumentos evaluados en su momento por los jueces Héctor Dedominichi y Florencia Martini para resolver sobre un pedido laboral e invalidar la prisión preventiva ordenada contra el condenado habrían girado sobre los ejes de una sentencia recurrida, ya que la condena a 12 años de prisión de cumplimiento efectivo no se encuentra firme; la ausencia de antecedentes policiales y judiciales del condenado; y por último la necesidad extrema de trabajar y su compromiso de responder en forma inmediata a todo requerimiento de la Cámara.
El juez de la Cámara Criminal Uno, Andrés Repetto, quien actuó como subrogante, se opuso a la opinión de sus pares e hizo saber su voto totalmente contrario.
 
Beneficiados
El beneficiado, de 45 años, fue identificado como Adolfo Antonio Vidal. Otro que resultó favorecido con el fallo fue su defensor particular Carlos Vaccaro. El letrado entendió que su cliente podía trabajar por lo que concretó el planteo formal ante la Cámara de Sentencia y, en medio del debate, se despachó reclamando se revoque la prisión preventiva y se otorgue su libertad.
El planteo fue admitido sin mayores trámites por lo que Vidal fue liberado rápidamente.
Vidal fue imputado por el homicidio a puñaladas del Pablo Huaiquillán, de 18 años,  el 8 de junio de 2008, en la localidad de San Patricio del Chañar.
El acusado fue investigado por la Cámara Criminal Dos, cuyos magistrados por unanimidad lo sentenciaron  a la pena de 12 años de prisión e inhabilitación absoluta.
La resolución fue rechazada por el abogado particular que asistió al imputado, que presentó un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia. El planteo fue declarado inadmisible por los magistrados Guillermo Labate y Graciela de Corvalán, el 20 de septiembre pasado.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído