En buena hora

Carlos Juárez será el primer artista patagónico en exponer en el MNBA. El viernes, a las 20, el pintor inaugurará su muestra “Laberintos en Patagonia”.  

Neuquén > Carlos Juárez se convertirá en el primer artista patagónico en exponer en el Museo Nacional de Bellas Artes de esta ciudad (MNBA), cuando este viernes se presente con su muestra “Laberintos en Patagonia”. Neuquino por adopción –arribó a la provincia en el ’81-, el prestigioso pintor exhibirá 50 trabajos de su serie “Laberinto” que se podrá apreciar en el edificio de Mitre y Santa Cruz hasta fines de este año. La apertura de la inauguración será a las 20.
Cabe señalar que las visitas al museo luego se podrán realizar de martes a domingo de 10 a 20, mientras los domingos y feriados de 16 a 20. Para el público que quiera efectuar visitas guiadas podrá hacerlo de martes a domingo a las 18 y 19.
Juárez, desembarca al MNBA a través de la invitación de su director, Oscar Smoljan, quien le hizo la propuesta hace tres años. De esa forma el artista tuvo un solo requisito que consistió en la elaboración de nuevas obras.
“La verdad que me honra en ser el primer artista de la Patagonia en poder exponer, aunque también me pone muy feliz que los demás artista también tendrán su oportunidad de poder estar presentes”, dijo Juárez.
Es que a partir de la inauguración de la citada muestra, el MNBA abre un nuevo ciclo para los artistas de la patagonia que estarán presentes –en el transcurso del próximo año- con sus obras.
“Elegimos a Carlos Juárez porque tiene una trayectoria, un estilo y una identidad. Ha hecho una rica investigación que tiene que ver con los mitos y orígenes de nuestra Patagonia. Creo que es muy simbólico para el museo”, dijo Smoljan, el secretario de Cultura y de Deportes del municipio.
La producción de Juárez es toda una indagación en los símbolos astrales, que utilizaron los pueblos originarios de está parte del continente y la Patagonia. Según el artista “los laberintos son importantes en el arte rupestre y son una constante en la cultura del hombre”. Precisamente, estos los encontramos hoy en la informática, en los microcircuitos, donde en su recorrido siempre se encuentra algo.
“Con la serie de los signos, intento poner en valor plástico contemporáneo, aquellos ideogramas y símbolos que usaron los pueblos primitivos de esta parte del continente americano en sus pinturas y grabados rupestres, señaló Juárez
Para la elaboración de sus obras, Juárez recurrió al uso de papeles de revistas de las cuales sólo toma el color y textos sueltos. El armado de ese collage se somete a un proceso decoloro junto a absolventes, que más tarde se justan con óleo.
“Juego y pienso con textos de la realidad, papeles de revistas y colores, para lograr una expresión que intente la utopía de  apropiarse de fragmentos de un tiempo. Reunir lo simultáneo del presente, la riqueza del  pasado y lo inquietante del futuro”, afirma el pintor.
En la muestra, también hay tiempo para hacer una reflexión sobre la cuestión ecológica. Justamente, aparece el mar que fuimos, ya que gran parte de esta ciudad era un lecho marítimo. “Estás son lecturas que hace uno. Toda pintura cierra con las interpretaciones de la gente. Creo que eso es lo lindo de la pintura”, dijo el pintor nacido en Bell Ville, Córdoba.
Por su parte, Smoljan opinó: “Hay una lectura profunda. Uno encuentra la escritura que está presente y un mundo muy bien construido con un planteo plástico a descubrir”. Y acotó: “Su llegada al museo le dará una visibilidad nacional que seguramente lo llevará a consagrarse en otras zonas”.

Camino intachable

En su extensa carrera, Juárez, quien comenzó a pintar a los 17 años,  ha participado en numerosas muestras colectivas e individuales en diversas provincias argentinas y en Canadá. Las más importantes han sido en Salones Nacionales de Pintura organizados por la Secretaría de Cultura de la Nación,  el 31° Salón Nacional de Dibujo, Salón Anual de Arte, Fundación Bolsa de Comercio de Bahía Blanca, Salón Azul del Senado de la Nación, Neskacha Art Decor, St. Lambert, Montreal, Canadá; Galerías Pacífico de Buenos Aires; Salas Nacionales de Exposición, Palais de Glace, Buenos Aires, entre otras. También ha realizado murales para: Biblioteca Popular de Chos Malal, Hospital Bouquet Roldán de Neuquén, Sociedad Rural de Rufino, Santa Fé, Escuelas de la Pcia. del Neuquén y Río Negro, Subsecretaría de Turismo de la Pcia. de Neuquén e Instituto Seneca de la ciudad de Neuquén. Además, ilustró diversos libros de literatura infantil (de la escritora María Cristina Ramos) y de adultos (de los escritores Irma Cuña, Juan Benigar, Héctor Ordóñez, Héctor Mendes, Cristina Ramos, Jorge N. Del Río , Poesía y Cuentos de la Patagonia de autores varios).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído