Una nueva tragedia sacude al fútbol

El juvenil de Muñiz Claudio Flores falleció tras sufrir un paro cardíaco en el entrenamiento.

Buenos Aires.- El fútbol está de duelo. El juvenil de Muñiz Claudio "Tuki" Flores, de 15 años, falleció ayer tras sufrir un paro cardíaco en la previa al entrenamiento que el equipo que milita en la Primera D estaba por llevar acabo en el polideportivo de Hurlingham. El lateral izquierdo, que cumplía su primera temporada con el equipo principal, se desplomó mientras realizaba la entrada en calor, convulsionó en dos ocasiones, fue reanimado por sus compañeros pero finalmente murió por un paro cardiorrespiratorio.

"Estoy muy triste, era un chico con una gran proyección y siempre en progreso. Lo habíamos subido a primera con 15 años porque sabíamos que tenía mucho para dar y en la pretemporada lo había pretendido Chacarita y él prefirió quedarse", declaró el técnico del club, Marcelo Laguilhon, al sitio Mundo Ascenso. El chico era una promesa del club y ya formaba parte del plantel de primera.

El presidente de la entidad, Marcelo Markic, desmintió que se haya tratado de un golpe de calor. "Ni siquiera había hecho la entrada en calor. Estaban esperando que se completara el grupo para armar la rutina de trabajo. Estaba sentado cuando se paró y se desplomó". La AFA envió un comunicado por el triste episodio y previo al partido de Godoy Cruz-Independiente se realizó un minuto de silencio.
Recordado es el caso de Cristian Gómez, quien en mayo del año pasado se derrumbó repentinamente durante un partido del Nacional B y los médicos confirmaron la muerte súbita.

Hay cosas que uno no espera

Gonzalo Campos PF de Independiente de Neuquén

Los días de altas temperaturas tratamos de tomar todos los recaudos posibles. Sobre todo hacer mucho hincapié en la hidratación antes, durante y después del entrenamiento. Hay que estar en los pequeños detalles, advertir y aconsejar al jugador. Hacer chequeos constantes y prevenir lo más posible. De todas maneras, no garantiza que no ocurran estas tragedias impensadas. Hay que ver qué antecedentes propios o familiares tenía el chico, pero uno no piensa que con 15 años le pueda pasar una cosa así. Es una fatalidad. Hay cosas que uno no espera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído