¿Cómo evitar la obesidad en nuestras mascotas?

Al igual que en los humanos, el sedentarismo y la comida basura afectan a los animales domésticos.

Gordito no es sinónimo de saludable. La obesidad es la enfermedad nutricional más frecuente en pequeños animales y la causa predominante es la sobrealimentación. Esta patología es más común en las hembras y hay razas de perros, como labradores, beagles, collies y golden retrievers, que están más predispuestas. En gatos se da con más facilidad en mestizos y maine coon. Además, es habitual encontrarla en animales castrados.

Se origina generalmente por el desequilibrio entre la energía que ingiere el gato o perro y la que gasta a diario. Esto puede generar graves consecuencias para su salud, como hipertensión, diabetes, hiperadrenocorticismo, lipidosis hepática, distocia, problemas articulares, de locomoción y dificultad respiratoria. La incidencia de todas estas enfermedades aumenta a medida que se acrecienta el exceso de peso. Por eso siempre es importante realizar un control nutricional.

Más propensos: La obesidad se da más en animales castrados y en razas como labrador, collie y beagle.

Una vez que el veterinario diagnostique la patología, se avanzará con un programa para controlar el peso que deberá incluir la valoración del paciente, la cooperación del dueño del animal, una alimentación adecuada con opciones sanas, que sacien y rica en fibra. Para los animalitos obesos hay alimentos específicos en el mercado, pero es fundamental que el tratamiento sea supervisado por un especialista, quien establecerá la ración diaria en función de la edad, el peso y la raza.

Sin dudas, todo esto debe acompañarse con una rutina de ejercicios que sea respetada y constante. En el caso de los gatos, se pueden generar pequeños cambios en su vida cotidiana para incentivarlos a realizar actividad física a través de algunos juguetes o colocando el alimento en diferentes lugares de la casa y en altura. Para los perros existen muchas alternativas. Una caminata diaria de 20 minutos mejora la función cardiovascular, ayuda al descenso de peso y la regulación de los niveles de colesterol en sangre. También existen otras modalidades: la "agility" es una actividad de recreación y educación que fortalece el vínculo entre perros y dueños a través de la superación de diversas pruebas de obstáculos.

Una dieta balanceada y ejercicio diario

Por Sergio Gómez (veterinario)


Es muy común que los veterinarios, al ver una mascota gorda u obesa, les llamen la atención a sus propietarios, debido a que es perjudicial para su salud. Ello les genera problemas para respirar y articulares, hígado graso y hasta puede morir a causa de un paro cardiorrespiratorio. Los dueños se enojan y no les gusta nada que les hablemos de la obesidad de sus mascotas, pero los animales que llevan una dieta balanceada de acuerdo con su peso viven 3 o 4 años más que los que comen a discreción. Una dieta baja en calorías y ejercicio diario es una buena combinación para bajar de peso. A los animales sedentarios y panzones es recomendable hacerles un análisis de la tiroides. Recordá que a los 6 meses ya tiene un 70% de su peso corporal adulto. ¡Hay que controlar! No dejes pasar el tiempo y tené en cuenta que 100 gramos de queso para una mascota de 5 kilos es como que una persona de 70 kilos coma 1,4 kg de ese queso. Tené en cuenta esta relación, cuidalo, mimalo y llevalo al veterinario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído