Furor por el nene chino que llegó a clase congelado

El chico de 10 años camina todos los días 4,5 kilómetros para ir a la escuela y no falta nunca. Su foto con el pelo lleno de nieve tuvo repercusión mundial.

China

Su nombre significa “lleno de alegría”. Pero la vida de Wang Manfu, un niño chino de 10 años, tiene poco de alegre: para ir al colegio debe caminar 4,5 kilómetros bajo la nieve y un frío que llega hasta los 10 grados bajo cero. Sin embargo, no falta nunca.

El niño se convirtió en sensación cuando llegó a la escuela con el pelo blanco: completamente congelado. Su profesor, conmovido, le sacó una foto que se volvió viral en las redes sociales y desató una ola de solidaridad en todo el país. El hecho ocurrió en Zhaotong, una zona rural de la provincia de Yunnan, en el suroeste de China.

“Llegó con su pelo y cejas completamente congelados, lo que desató las risas de sus 16 compañeros”, contó Fu Heng, el director de la escuela primaria Zhuan Shan Ba. La imagen recibió más de 260 mil “likes” en la red social china Weibo y fue compartida otras 40 mil veces. En poco tiempo, para los usuarios, Wang Manfu se convirtió en el “niño copo de nieve”.

El chico, de familia pobre, vive en una cabaña con su abuela y su hermana más grande, y no ve casi nunca a los padres, que emigraron a otras ciudades para trabajar. “Amo la escuela. Nos dan pan y leche para el almuerzo, y aprendemos muchas cosas en la clase”, dijo.

Los usuarios compartieron poemas y dibujos basados en la foto como forma de apoyo. “Muchos niños en las ciudades no tienen la firme determinación de este niño. Espero que todos sus esfuerzos sean recompensados”, escribió uno de ellos en Weibo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído