El mejor final para la historia del "papá alfajor"

Buenos aires. La historia de Daniel conmovió a todos. Vive en Berazategui con su mujer y sus tres hijos, y trabaja en una empresa de seguridad del Gobierno de la Ciudad, donde le pagan 300 pesos por día. Se levanta a las 4 para ir a trabajar y llega a su casa a las 22 con alfajores para sus hijos. Pero cuando aumentó el boleto del transporte público, el hombre tuvo que cambiar su rutina y empezar a caminar 30 cuadras para evitar el primer viaje a su trabajo y así poder comprar las golosinas.

“Yo camino 30 cuadras hasta la estación porque si pago el boleto, no les puedo llevar a mis hijos los alfajores que les llevo todos los días”, dijo el hombre en TV. Sus declaraciones llegaron al dueño de la empresa Guaymallén, Hugo Basilotta, quien pidió ayuda en redes sociales para encontrar al hombre y en cuestión de horas se dio la magia. Desde el viernes, Daniel y sus hijos tendrán alfajores gratis de por vida. Los chicos recibieron las cajas felices y ahora podrán comer alfajores sin esperar a su papá todas las noches. “Mis hijos me esperan dormidos por los alfajores y ahora tienen muchas cajas. Le re agradezco lo que me trajo”, le dijo Daniel a Basilotta.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído