Una disputa por los cargos cruza al gabinete de Pechi

El quiroguismo y Bermúdez compiten por la llegada a Nación.

Fernando Castro
fcastro@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
El gabinete de Horacio Quiroga entró en zona de riesgo. La disputa por quiénes serán los elegidos para ocupar los cargos más importantes en organismos nacionales trajo a superficie otra vez algunas tensiones que habían quedado en segundo plano.
Las diferencias quedaron en evidencia esta semana en torno a uno de los botines principales. Se trata de la Anses, hacia donde el núcleo duro del quiroguismo ya preparaba su desembarco.
Es uno de los premios mayores entre las delegaciones neuquinas, con un millonario presupuesto y un largo brazo benefactor que puede extenderse (o contraerse) al ritmo de las decisiones políticas.
El secretario de Coordinación, Marcelo Bermúdez, acaba de decir esta semana que se está buscando al personal más "idóneo" para ocupar las delegaciones de Nación que deja vacante la anterior gestión nacional. Sus palabras llegaron como un baldazo de agua fría para los incondicionales del intendente y desnudan otra disputa, ya que también está en juego quién tiene el diálogo más directo con el gobierno nacional, si Pechi o su secretario de Coordinación.
El intendente deberá lidiar con la condición que impone Bermúdez de representar al PRO más "puro" dentro del Gabinete. Hasta antes de que Pechi se definiera por un cuarto mandato municipal, embarcado como estaba por la gobernación, el candidato para sucederlo era Bermúdez, con quién llegó a posar junto a Macri durante el lanzamiento de la postulación. Por eso, y porque fue un macrista de la primera hora, Bermúdez cuenta hoy con interlocutores de fuste en Buenos Aires.
Otra arista interesante del dilema es el rol del MPN en esta puja intramunicipal, que, no obstante, se alimenta del envión que le dan las aspiraciones sostenidas desde otras fuerzas políticas. El partido provincial es el otro invitado a la mesa del reparto de cargos y hace valer su posición estratégica sobre lo que sea que vaya a pasar en Vaca Muerta. Y fue muy claro cómo dividió sus respaldos entre Scioli y Macri.
Es decir, el escenario también pone un poco de blanco sobre negro en las tensiones siguientes a la foto de campaña que unió a sectores del PJ, el MPN y la CC-ARI tras la figura de Mauricio Macri. Ahora todos van por su tajada.
En el quiroguismo, sin embargo, relativizan esa imagen. Y sostienen que Pechi fue la figura política de más peso que se inclinó por el actual presidente. Al mismo tiempo, le enrostran a Bermúdez poner en una zona de tensión al Gabinete y hasta discutirle una cuota de poder dentro del Municipio a Quiroga.

De golpe, el problema de la abundancia
El quiroguismo pasó a tener el problema de la abundancia. Con el tercer puesto en la elección provincial, en abril de 2015, puso en peligro la posibilidad de continuar en el gobierno de la ciudad. Quiroga volvió a apostar por una cuarta intendencia, y salió airoso sobre el final del año pasado. Luego, el panorama tendió a favorecerlo: Cambiemos logró un diputado nacional, Leandro López, del PRO, y luego la elección nacional, que reconfiguró el mapa político del país que dejó a Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Dos delegaciones que sobresalen
Hay cerca de 20 organismos nacionales que tienen su representación en la provincia.
Dentro de este panorama, sobresalen dos por su rol estratégico y los recursos que administran: se trata de Anses y PAMI. El primero de ellos tiene un presupuesto de unos 450 millones de pesos para este año, según el presupuesto nacional. En el Municipio, el quiroguismo ya se frotaba las manos por designar un funcionario propio en el primero.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído