El acuerdo petrolero sigue en debate mientras activan nuevos equipos

La historia detrás de los anuncios. Al Gobierno y a las empresas les preocupan las dificultades que se presentan para aplicar los ajustes al empleo. Al mismo tiempo, llamaron a trabajar a desocupados.

Desde que se anunció un nuevo plan para la producción de hidrocarburos no convencionales, en el país no paran de surgir informaciones referidas a Vaca Muerta. Hasta el momento, son más los anuncios y reacomodamientos que las concreciones en materia de negocios. A la par de las señales que entusiasman al gobierno neuquino surgieron obstáculos que prendieron luces de alerta en la Casa Rosada, desde donde se planificaron los trazos del plan para reanimar la explotación de la prometedora formación shale, que tiene su núcleo central en el sótano del norte de Neuquén.

Al Gobierno le preocupan las dificultades para poner en práctica los términos de la adenda al Convenio Colectivo de Trabajo de los petroleros. Como se informó desde estas páginas el primero de marzo, los trabajadores que ya están en actividad no aceptan los recortes previstos en la adenda. Lo más seguro es que la letra completa del pacto entre las empresas y los sindicatos del sector corra para los trabajadores que se vayan incorporando a la actividad, mientras que con los que ya están trabajando se va a ir implementando a cuentagotas.

Te puede interesar...

Los empresarios también están preocupados. Sus representantes plantearon el tema en la mesa paritaria que se desarrolla por estos días con la intermediación del Ministerio de Trabajo de la Nación. En esa instancia, los sindicatos pidieron una suba del 25% más otro 9% en compensación por la pérdida del poder adquisitivo del salario desde la negociación del año pasado. Hoy vuelven a la mesa los empresarios y los gremios neuquinos conducidos por Guillermo Pereyra, de los obreros, y Manuel Arévalo, de los jerárquicos.

En ese contexto, no es casual que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, declarara a un medio especializado de Estados Unidos que las compañías que analizan invertir en Vaca Muerta le pidieron que provocara una mejora en la productividad, haciendo foco en la mano de obra. O lo que es igual: bajar los costos del trabajo.

Entre las buenas noticias que pasaron al campo de la práctica, según confiaron fuentes petroleras a este medio, en los últimos días se activó uno de los seis equipos de perforación que prevé poner en marcha el plan de negocios para Vaca Muerta de Tecpetrol, petrolera del poderoso Grupo Techint, con el fin de explotar los beneficios del remozado plan gas. Ahí se convocó a un puñado de trabajadores de la masa que está desocupada.

Aranguren admitió un pedido de las empresas para bajar costos . El gas como objetivo principal

El gas como objetivo principal

El ministro Aranguren enfatizó sobre la importancia del gas en la matriz nacional. “Hay que tener en cuenta que nuestra mezcla de energía está dominada por gas natural, que representa 54% de nuestra mezcla primaria”, sostuvo el funcionario.

Argentina importa gas “actualmente a un precio de alrededor de u$s 5,5 a u$s 6 el millón de BTU (unidad térmica británica), cuando el valor de referencia Henry Hub (Estados Unidos) está en u$s 3”, indicó el ministro de Energía.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

22.222222222222% Me interesa
24.444444444444% Me gusta
0% Me da igual
6.6666666666667% Me aburre
46.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario