En declaraciones a LU5, Churrarín explicó que secuestraron 25 vehículos, entre los que hubo una quincena de autos, por casos de alcoholemia positiva.

El funcionario dijo que los controles fueron realizados en el inicio de la Semana Santa en distintos sectores de la capital neuquina, y que en el caso más sorprendente un conductor registró un nivel de alcohol en sangre de 1.88 gramos por litro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído