El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana postrería

Transformó el garage de su casa en La Postrería de Neuquén

Lleva pocos meses y es una tentación pasar por el lugar. Lo visionó una pastelera neuquina, Cintia Luján.

Transformó el garage de su casa en la ¿primera? Postrería de Neuquén. Por lo menos, como postrería, parece ser la primera. Pequeña pero llena de color y muy vistosa. Es una pastelería artesanal que está ubicada sobre la calle Elordi 915. Muy verde y florida, porque emula todo lo fresco y natural que nace de la tierra. Por eso, aunque pequeña, los que están de paso por ahí seguramente la vieron y al imaginar el postre de sus sueños, se les hizo agua la boca.

Podría ser una pastelería más de Neuquén, pero su dueña visionó lo que sería una postrería de México, y sin prisa ni apuro, se fue armando de distintos objetos con historia, la suya. Es que sí, en ese pequeño rincón lleno de cosas ricas hay mucho de la historia de Cintia Luján (38), la pastelera que está detrás de cada detalle. Un rompecabezas del Principito que marcó su infancia; otro cuadro que celebra su fe en Cristo; el sillón de Frida Kahlo; y por supuesto, el arsenal de postres y otros bocados dulces y salados que elabora en la trastienda.

Tomó impulso en un momento difícil. Pero la mayoría, por no decir todos los emprendedores, dicen que siempre es difícil emprender en Argentina, nunca llega el mejor momento o se dan todas las condiciones. Pero Cintia tuvo eso que se necesita: coraje y un deseo enorme que visualizó hace mucho tiempo.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (2).JPG

"De a poco, fui recolectando cosas para mi futuro local. Lo imaginé en mi cabeza. Tenía cada rincón, y ya sabía comó quería que sea mi pastelería. Quería que sea un lugar chico que mantenga mi esencia. No quería terminar siendo una panadería, quería apuntar al postre distinto. Por eso en mis postres van a encontrar verduras y frutas, también flores e infusiones...esto de lo fresco y que esté lleno de vida. Innovar con nuevos sabores y los colores, que despiertan algo distinto", expresó Cintia.

Así nació La Postrería, en diciembre pasado y en medio de una trancisión de gobierno complicada."Tenía el lugar y un día me levanté y dije ´por qué no´. Mis clientes también me impulsaron", reveló. Enero y febrero fueron meses difíciles pero en marzo explotó de trabajo y el martes, la habían vaciado.

Las delicias que prepara

Un roll de canela que lleva una pizca de calabaza, siempre en su justa medida aporta color, sabor y textura. La deliciosa Red Velvet, con todo el color de la remolacha. Flores que cultiva en su jardín y luego adornan sus postres, donde también hay frutos rojos de la zona mezclados con higos, mango y duraznos. Alfajores de chocolate casi puro con rayadura de naranja y crocante de la semilla del cacao. Compotas con infusiones de hibiscus y cerezas. Infusiones de té que incorpora a la crema.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (6).JPG

Coloridos marcarrons de arándanos, chocolate amargo, maracuyá, frutilla, y durazno y mango. Los clásicos brownies, cramble de manzana y cuadrados de limón y arándanos. El imperdible budín de banana con avena y chocolate blanco; o el sablé de pistacho, ganache de limón y un corazón de frutos rojos.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (8).JPG

También hay delicias saladas. Scons de tomate, queso y albahaca. Los chipá que son una tentación por la mañana. Recién horneados, los primeros salen calentitos y son del tamaño de un puño cerrado. Hay tanto amor en cada producto que pensó el blend perfecto de quesos para que sean tiernos por dentro y crocantes por afuera. Pero su fuerte, aseguró, son "los cremosos de chocolate, que se combinan muy bien".

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (16).JPG

"Soy amante del chocolate, en un 80% o 90% de pureza. En cualquier formato me encanta". Cintia Luján, pastelera.

Cintia Luján nació y se crió en Neuquén. Hoy tiene 38 años y dos hijas de 19 y 13. Pastelera, mamá y una "persona de mucha fe" que la remó bastante para llegar hasta La Postrería. "La gastronomía es muy sacrificada...pasé muchos fines de semana sin dormir y nunca bajé los brazos", afirmó.

También trabaja para eventos

Se dedica a la pastelería desde hace 22 años; y mucho antes de tener su propio local, inició con el servicio de catering para eventos, algo que conserva y le da mucho trabajo. Además, aseguró, "todo el tiempo estoy estudiando, es fundamental".

No le gusta mucho hablar de ella misma, pero sí y con notable pasión de lo que hace. Es que amasa y hornea desde que tiene 16 años. Dice que "tenía pasta". Y la tiene. Heredó ese don de su madre: buena mano para la cocina. "Me acuerdo de levantarme y ver Utilísima antes de ir a la escuela. Siempre me gustó mucho jugar con los sabores, la decoración, lo visual", contó la pastelera neuquina.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (17).JPG

Alejada de las redes sociales y del runrún de los medios, confesó que su "mejor publicidad" fue el "boca a boca" de los clientes, muchos de los cuales vuelven desde hace 10 años y más también. "Lo que soy se muestra a través de mi trabajo", expresó Luján.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (14).JPG

Ahora mismo está muy enfocada en largar una línea de jugos naturales detox (sin azúcar) y limonadas, como complemento de los postres y otros bocados.

Mientras tanto, sus hijas -de 19 y 13 años- la ayudan con la logística y forman un buen equipo. Sigue estudiando pastelería para lograr el título internacional y emprender otro vuelo. Sus hijas ya están más grandes y se atrave a concretar sus sueños ¿Por qué no vivir haciendo cocina itinerante?

"En algún momento me gustaría arrancar por México y luego España. Me llaman mucho la atención estos mercados enormes de sabores. Es tan grande el mundo que no me lo quiero perder", cerró la pastelera neuquina.

SFP Cintia Luján La Postreria de calle Elordi (1).JPG

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario