El clima en Neuquén

icon
10° Temp
50% Hum
La Mañana bajo neuquino

Una casa tomada en el bajo neuquino, eje de una disputa entre ocupas, indigentes y delincuentes

En esa vivienda hubo ataques salvajes con golpes de extrema violencia al punto que a uno le provocaron hundimiento de cráneo.

Dos graves hechos de violencia que tuvieron lugar en un aguantadero, que es una casa tomada del bajo neuquino donde hay una densa disputa entre ocupas, indigentes y delincuentes. Por una seguidilla de ataques terminaron tres hombres acusados: dos de ellos quedaron detenidos en prisión preventiva y un tercero sometido a comparendos en comisaría.

Los hechos se dieron en esta casa tomada que es una suerte de "aguantadero" donde se suelen entremezclar gente en situación de calle buscando un techo donde descansar y también personas que delinquen y buscan allí un refugio. En síntesis, todos es parte de la miseria misma.

Ataques a palos

La teoría del caso que Moreira y Jávega detallaron ocurrió en dos momentos distintos pero en el mismo lugar.

El primer hecho se dio el pasado 7 de abril, uno de los imputados, identificado como "J.A.A", se hizo presente cerca de la 1 de la madrugada en el domicilio del bajo neuquino y discutió con un hombre, al quien le reclamaba la devolución de algunos elementos.

Luego de este incidente, se retiró, pero prometió volver junto a otra persona. Cerca de las 2, el imputado cumplió su palabra y regresó acompañado por el segundo imputado, "J.C.A". Entre ambos, atacaron a la víctima utilizando palos y elementos metálicos. Tras golpearlo, se dieron a la fuga.

Días más tarde, el martes 16 de abril cerca de la 1, "J.A.A" regresó a la misma vivienda, ingresó a una de las habitaciones donde estaba la víctima del hecho anterior acompañado por un hombre que lo estaba cuidando, lo agredió, lo amenazó para que se retire del lugar y le dijo que volvería en 20 minutos.

silvia moreira y pablo javega.jpg

Pasado un momento, "J.A.A" regresó acompañado por "J.C.A" y un tercer cómplice: "J.N.A". Una vez allí, discutieron con la persona que cuidaba al lesionado, que les pidió que se retiraran. Lejos de escucharlo, los imputados agredieron al cuidador utilizando un arma de fuego, palos y barretas y le provocaron una lesión grave en la cabeza con hundimiento del cráneo. Efectivos policiales que habían sido alertados por los vecinos que escucharon gritos, llegaron y detuvieron a los acusados esa noche.

Acusación fiscal

Por todo esto, la fiscal del caso Silvia Moreira y el asistente letrado Pablo Jávega formularon cargos en el siguiente sentido:

-En relación a "J.A.A": lesiones graves agravadas por alevosía, en carácter de coautor y coacción agravada; lesiones graves en agresión, amenazas agravadas por el uso de arma, en concurso real y en calidad de autor.

-A "J.C.A": lesiones graves agravadas por alevosía, en carácter de coautor y lesiones graves en agresión.

-A "J.N.A": lesiones graves en agresión en carácter de autor.

Asimismo, sobre esta línea, los funcionarios de la fiscalía de Delitos contra las Personas pidieron que dos de los imputados, "J.A.A" y "J.C.A", permanezcan detenidos en prisión preventiva por cuatro meses, mientras que para "J.N.A" requirieron que se le impongan comparendos en una comisaría.

ciudad judicial.jpg

Para requerir las medidas cautelares, los funcionarios de la fiscalía manifestaron que es necesario cautelar el peligro de entorpecimiento de la investigación y el riesgo para la integridad de las víctimas.

Tras analizar los pedidos de las partes, el juez de garantías Lucas Yancarelli avaló la formulación de cargos de acuerdo a lo requerido por la fiscalía y estableció el plazo para concluir la investigación en cuatro meses. Además, el magistrado estableció las prisiones preventivas para "J.A.A" y "J.C.A" y los comparendos para "J.N.A" por el mismo plazo de cuatro meses.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario