El clima en Neuquén

icon
17° Temp
35% Hum
LMNeuquen alumnos

Relatos de maestros que se reinventaron para enseñar

WhatsApp, Zoom, plataformas del CPE y hasta simuladores son algunas de las herramientas que aprendieron a utilizar para continuar con el aprendizaje.

Maestros de Neuquén se capacitaron para aprender a utilizar las aplicaciones y plataformas para dar clases virtuales. Son muchos los que continuaron con el desarrollo del programa anual a pesar de que los estudiantes no pueden concurrir a las aulas por las restricciones por el coronavirus.

No es fácil, no todos cuentan con buena conexión de internet en sus casas, y lo mismo pasa en los hogares de cada uno de los estudiantes neuquinos. No obstante, con esfuerzo, muchos aprendieron a manejarse con el Zoom, a operar programas de edición de audio y video y a presentar sus clases en formato de podcast.

Te puede interesar...

Otros convocan a sus alumnos a participar en cafés literarios virtuales, o hacen experimentos en pos de mejorar las posibilidades para la enseñanza.

Laura Alcaino es maestra de séptimo grado de la Escuela 121 de Neuquén capital. Tiene 30 alumnos, 29 se conectan a las clases que da a través de la aplicación Zoom. La maestra sabe que esa buena respuesta no se encuentra en todos los grados de las escuelas de la provincia, pero está muy contenta y orgullosa del avance de sus estudiantes durante estos atípicos meses de aislamiento anticoronavirus.

Para la mayoría de los maestros, las cosas avanzaron de a poco. Alcaino no es la excepción. A principios del año, arrancó con clases por videollamadas donde explicaba las actividades que les requería a sus alumnos.

Educación Genérica

Luego conoció la plataforma Zoom y todo mejoró, tanto para ella como para sus estudiantes. Así estructuró un programa con clases de al menos dos horas, dos días por semana. El formato: la docente explica los temas y resuelve las dudas de sus alumnos. “Yo puedo hacer subgrupos dentro de la sala de Zoom, entonces cada grupo va tratando distintos temas y luego los exponen para el conjunto”, detalló Alcaino a este diario.

“Tengo mucha suerte de que mis alumnos tengan acceso a internet, una compu o un celu. Pero sé que hay muchas compañeras que ni ellas tienen buena conexión a internet. También hay que ser conscientes de que en este momento no hay equidad, el que no tiene conectividad recibe las actividades como puede”, manifestó la maestra a LM Neuquén.

En su caso, Alcaino llegó a tomarles exámenes orales de forma virtual a los alumnos. También preparó para hoy una fiesta virtual por el Día del Estudiante.

“Tengo en cuenta para convocar a los estudiantes que las clases no sean solo contenido y actividades. Siempre empezamos con un juego, ellos no saben qué juego va a haber en la próxima clase, y así logramos que se conecten”, contó Alcaino, quien trabaja a la par con otra docente.

Los métodos de educación tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos.
Los métodos de educación tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos.
Los métodos de educación tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos.

Una de las situaciones difíciles para los maestros en este momento de educación virtual es delimitar los horarios. No todos ponen una distancia con sus alumnos y la mayoría recibe trabajos y consultas durante toda la jornada, y no solamente en las 4 horas que estarían en la escuela.

“No hay privacidad. Mi celular lo tienen todos los estudiantes y sus familias, pero sin el apoyo de ellos tampoco podría ser una realidad la enseñanza a distancia. Yo busco que los alumnos aprendan, están en el último año y tienen que salir con una base sólida para ingresar al secundario”, consideró.

Sandra Barrio, referente jurisdiccional de Educación Digital, área del Ministerio de Educación que ofrece capacitaciones a los maestros, destacó la buena predisposición de los docentes. Dijo que se sumaron a las charlas para conocer más herramientas digitales que les permitieran continuar con sus clases este año.

Entre los ejemplos de adaptación a las nuevas formas de enseñar obligadas por la pandemia citó un caso de la Escuela 153, de Junín de los Andes. La maestra de tercer grado trabaja con herramientas de aprendizaje 2.0 y utiliza WhatsApp para trabajar con los chicos y las familias.

Otro ejemplo de adaptación al presente que dio es “el programa de radio Mentes Alocadas, que creó la docente Tamara Vega de la Escuela 225. Utiliza herramientas de audio y edición, como por ejemplo el Audacity.

La lista de casos particulares rescatados por Barrio sigue. También hay maestros que realizan bingos y “tuti frutti” a través de Google Meet para incentivar el conocimiento de los números y el vocabulario.

La maestra Mariana Giménez, de segundo grado de la Escuela 4, trabaja con su propio blog y da clases por Zoom.

De una EPET de San Martín a una primaria de Chos Malal

En la adquisición de destrezas para transformar la enseñanza presencial en virtual, los casos particulares son muchos. En la EPET 21 de San Martín de los Andes, Agustin Altafini, profesor de Electrónica de quinto año y de Automatización y Control de sexto, se encuentra con sus alumnos en clases por Zoom y recibe los trabajos prácticos a través de Class Room.

Además, para tratar de que los estudiantes tengan la parte práctica de sus materias, les grabó clases por YouTube, para las que utilizó un simulador de modo que pudiesen armar un circuito electrónico y ver si funciona o no. Todo en forma virtual.

Embed

Yesica Liberatori, maestra de sexto y séptimo grado de la Escuela 225 de Chos Malal, contó que trabajó con los alumnos en la creación de un programa de radio que se convirtió luego en un podcast.

Embed

“Son micros radiales en los que, por ejemplo, se enseña matemáticas a partir de una receta de cocina, con la medida de los ingredientes pasadas a fracciones: 2 y ¼ tazas de harina. También hay una sección de infancias curiosas, para abordar temas que fueron viendo en diferentes áreas. Y tenemos una sección dedicada a las Mujeres de la Historia de Latinoamérica”, describió la maestra. Contó, además, un secreto para mantener pendientes a los alumnos: en cada programa se plantea una incógnita a resolver en el siguiente.

Para la maestra, la “experiencia fue muy linda y agotadora. Tuvo mucho contacto con los estudiantes y mucho aprendizaje de los programas de edición, pero los chicos se coparon mucho”.

Embed

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

70.689655172414% Me interesa
15.51724137931% Me gusta
0% Me da igual
8.6206896551724% Me aburre
5.1724137931034% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario