El petrolero que atropelló borracho y mató irá a juicio

Entre sus abogados está el ex juez Marcelo Muñoz. La víctima era un adolescente.

Neuquén.- La Justicia elevó la causa a juicio contra Marcelo Insulza, el petrolero de 24 años que atropelló y mató a Edgardo Oñate, de 17, cuando circulaba a gran velocidad por la Ruta Nacional 22, a la altura de calle La Pampa, donde pasó en rojo. Tras el accidente, el acusado huyó del lugar y se estima que su nivel de alcoholemia en ese momento superaba los 2 gramos.

Ayer se realizó una audiencia en la que la jueza María Gagliano avaló el pedido de la fiscalía y la querella y elevó la causa a juicio contra Insulza, que será juzgado por un tribunal colegiado. Podría enfrentar una pena de 3 a 6 años de prisión.

Si bien la defensa, encabezada por Alfredo Curi y Marcelo Muñoz (el ex juez que chocó, huyó y se negó a hacerse el test de alcoholemia, por lo que enfrentó un jury y fue destituido de su cargo), solicitó una probation para el petrolero, la fiscal Gloría Lucero y la abogada querellante, Marina Díaz, rechazaron el pedido.

En este sentido, la fiscal indicó que Insulza está acusado de homicidio culposo por conducción imprudente y antirreglamentaria, agravado por haberse dado a la fuga y no intentar socorrer a la víctima, con un nivel de alcoholemia superior a 1 gramo por litro de sangre y por haber violando la señalización del semáforo.

El accidente ocurrió el 20 de mayo de 2017 a las 6:30 sobre la Ruta Nacional 22, en el cruce con La Pampa. En ese instante, Insulza circulaba a bordo de un Renault Sandero hacia el oeste y, de acuerdo con las pericias realizadas, circulaba como mínimo a una velocidad de 75 kilómetros por hora. Fue allí donde atropelló a Oñate, luego de pasar un semáforo en rojo.

Tras el impacto en la parte frontal derecha del auto, el cuerpo de la víctima golpeó de lleno contra el parabrisas y salió despedido por el aire para quedar tirado en el asfalto. Mientras Oñate se desangraba, el conductor del Sandero huía del lugar. El adolescente fue trasladado en grave estado por el SIEN al Hospital Regional, donde los médicos intentaron estabilizarlo, pero producto de una fractura de cráneo y politraumatismos, Oñate falleció a las 15 de ese mismo día.

Por medio de las cámaras de seguridad, la Policía identificó el dominio del vehículo y cuando iban a buscar al propietario, el petrolero se entregó en la Comisaría Primera.

A Insulza, la Policía le secuestró el vehículo y le realizó el alcotest, que le dio positivo en 1,24 gramos de alcohol en sangre, prueba que la defensa intentó excluir sin éxito antes del juicio.

Piden esclarecer un choque fatal

El padre del mozo de la Legislatura que falleció en un terrible siniestro el jueves pasado en la Ruta Nacional 22 cerca de Senillosa pidió colaboración de quienes hayan visto el accidente. El choque frontal ocurrió el 8 de marzo a la madrugada a la altura de la báscula de Senillosa. Una de las dos víctimas fatales fue Carlos Zúñiga, quien se dirigía a su trabajo. Su papá, Juan Carlos Zúñiga, quiere que se esclarezca lo ocurrido y sirva para tomar conciencia. El hombre afirmó: “Hay un testigo que no quiere dar su identidad. Pero yo lo que quiero es que se haga justicia y que hable”.

La segunda víctima fatal fue un joven de 20 años que viajaba en sentido opuesto y a gran velocidad en un Renault Symbol.

LEÉ MÁS

Petrolero que atropelló y mató tendrá otros 6 meses de domiciliaria

Prisión domiciliaria para el petrolero que atropelló y mató: puede ir a trabajar

Un adolescente muerto, una madre destruida y un petrolero que pide perdón

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído