Escuelita IV: afirman que una víctima pasó por Gendarmería

Neuquén
El ex gendarme Nicasio Ortiz aseguró ayer que vio "vendado y encadenado a un elástico de cama" en el Escuadrón 30 de Gendarmería de Chos Malal a Felipe Lara, detenido el 26 de diciembre de 1977 y que se encuentra desaparecido. Ortiz declaró ayer en el juicio contra 22 represores acusados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

En esa época, Ortiz prestaba servicio en el mencionado escuadrón, pero no participó de los operativos de búsqueda que se desplegaban todos los días para hallar a Lara.

Relató ante los jueces que Lara "fue apresado en un sector cercano a las caballerizas de la Gendarmería por (Manuel) Aroca, quien estaba de guardia". "Es increíble, fue Lara mismo el que cuando le dieron la voz de alto se identificó ante el guardia y le pidió que no dispare, que no lo mate", contó.

Sostuvo que "todo el escuadrón sabe que estuvo detenido en ese lugar y los jefes saben que vino una comisión de Neuquén y lo trasladó".

Comentó que Lara fue trasladado por personal de Gendarmería, Policía Federal y del Ejército.

Su testimonio refuerza las declaraciones que esta semana dieron los familiares sobre la detención y desaparición de Lara, caso por el cual está imputado el ex oficial de Inteligencia de Gendarmería Nacional, Ramón Saboredo.


DEFENSA
Quiñones: “No soy un genocida”

El ex oficial de inteligencia de la policía de Río Negro, Miguel Ángel Quiñones, imputado en esta causa, rechazó las acusaciones que hay en su contra y dijo sentirse “basureado cuando lo señalan como un genocida”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído