"Por qué no pensar la historia desde los éxitos de la Nación"

Otra mirada. Ante mil empresarios, la politóloga invitó a revisar los logros de un país que siempre fue contado a partir de los fracasos.

POR PABLO MONTANARO / montanarop@lmneuquen.com.ar

“¿Argentina es un país fracasado y todos nosotros somos ciudadanos de un país que fracasó?”. Así arrancó la politóloga neuquina María Esperanza Casullo su disertación en el Coloquio de IDEA, realizado en Mar del Plata, que convocó a casi mil empresarios y dirigentes políticos del país.

La doctora en Ciencia Política de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos y actual profesora en la Universidad Nacional de Río Negro convocó a pensar la historia desde los éxitos que ha tenido la Argentina, como “la integración de los extranjeros desde el siglo XX, el compromiso con la escuela pública y la erradicación de la violencia política, que es lo que nos diferencia de países latinoamericanos como México”.

Te puede interesar...

¿Cómo evaluás tu primera experiencia de disertar ante un ámbito, ajeno al habitual, colmado de empresarios y ejecutivos?

Fue una experiencia interesante y novedosa porque soy totalmente ajena a este mundo empresarial. Pude exponer una idea que me viene dando vueltas hace tiempo, que es la de pensar por qué la historiografía argentina desde los inicios mismos de la Nación, diría desde 1810, se piensa a sí misma en clave decadentista como dijo Tulio Halperín Donghi. Gran parte del análisis y la literatura política, incluso la ciencia política, parte de la pregunta ¿por qué no somos como Estados Unidos o Australia?

¿Por qué ahondar en cómo sería la historia argentina narrada a partir de los éxitos?

Nadie puede negar los problemas y dificultades de la Argentina que, por supuesto, existen, pero lo que pasa es que los fracasos nos duelen y los éxitos los damos por sentados. Me interesaba trabajar contra esa naturalización, no negar los problemas pero sí pensar cómo pueden funcionar como éxitos, construcciones o capitales acumulados. Es una sociedad en que nunca la inmigración fue un tema de conflicto político, no existe un sector social que sea antiinmigración. Creo que el primer éxito de la Argentina fue la integración social. En cada pueblo del país hay una escuela pública y en cada escuela, una cooperadora donde diez o quince madres y padres se movilizan para gestionar cosas, desde pintar un aula o hacer arreglos, trabajos que no se ven pero que se hacen día a día. No hay que arrancar de cero, sino mirar adonde están esas pequeñas instituciones y pensar el desarrollo desde abajo hacia arriba. Otro punto que resalté fue el de la eliminación de la violencia política en el país. Esto es central porque lo logramos en contra de la historia argentina, que es una historia de violencia política tremenda desde 1930 a 1983.

—En este contexto, destacaste el rol del fútbol.

El fútbol ha sido históricamente uno de los espacios de encuentro policlasista. La cancha de fútbol es uno de los pocos lugares donde se encuentran miembros de prácticamente todos los grupos sociales del pueblo, que comparten y participan de una misma experiencia, saltan juntos, gritan juntos. El fútbol atraviesa todas las clases.

¿Por qué ponderaste el sistema político?

Tenemos una sobrepreocupación por el sistema político y una despreocupación con el Estado. En el sistema político, el carro avanza y los melones se acomodan. Las crisis se resuelven pero lo que está quebrado es el Estado, la capacidad colectiva para incidir en la realidad. Este es el desafío, reconstruir el Estado que pueda apalancarse. Son muchos años de discurso neoliberal que negó la capacidad del Estado como herramienta de construcción. Este gobierno habla muy poco de las capacidades estatales y el gobierno kirchnerista no pudo hacer una reconstrucción o una reforma integral del Estado. Cuando digo Estado también me refiero a mantener la moneda, por ejemplo, la capacidad de regular las finanzas. El Banco Central no será gobierno pero es Estado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído