Sin hoja de ruta rumbo al día 91

El decreto que frenó el precio del crudo fue un cimbronazo para la industria petrolera. Con la calculadora en la mano, las casas matrices evalúan los proyectos en Vaca Muerta en medio de la "incertidumbre" política de cara a las elecciones.

Casi nadie en la industria petrolera cree en una salida que irrumpa en el corto plazo para el actual cuadro de situación: el freno al barril interno de crudo sembró de dudas un bastión productivo cuya principal preocupación hasta el día previo a las PASO del 11 de agosto era cómo poder exportar más petróleo y gas.

En el camino, tratan de superar esa suerte de zancadilla: el daño que infligió a la industria el gobierno nacional, en medio de la disparada del dólar, y que de paso tensó la continuidad de un proceso de inversiones que este año iba a implicar unos 5343 millones de dólares solo en perforación en Vaca Muerta.

Las principales operadoras se declaran “stand by” en las áreas de la formación shale. Esto implica, en el mejor de los casos, terminar los pozos que estaban en perforación, conectar a producción los que se puede y debe para no perder más, y luego ese lento paso del tiempo que parece quedar hasta las elecciones y la determinación del escenario político.

La lectura que hacen las petroleras es la de un gobierno nacional que no creyó en hacer un acuerdo con las operadoras en la previa del decreto que congeló el valor del crudo interno, en medio de la devaluación: la opción que tomó fue la de afectar a un sector que consideraba casi como un estandarte y una usina generadora de buenas noticias. Los interlocutores del sector definen con la palabra “incertidumbre” el camino que resta hacia el final del decreto. Esta palabra la relacionan con dos situaciones: por un lado, descreen de una posible alternativa superadora al actual contexto antes del fin del mandato del gobierno. De cara al futuro, nadie tiene claridad sobre cuál será la receta de salida para una próxima gestión.

Tal como están las cosas hoy, sin un sendero de la cotización del dólar creciente para el sector petrolero, que pasó de 45,19 a unos 50 tras las medidas adoptadas a principios de semana, el próximo gobierno, cualquiera sea el signo político que tenga, heredará un eventual traslado a precios de la nafta, si es que antes no media una alternativa al decreto que rige hoy.

Por otro lado, a la hora de medir, además, los movimientos del entorno del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, algunas empresas nadan en el desconcierto.

INVERSIONES-SECTOR.jpg

En algún punto, se esperanzan en la senda exportadora que implica Vaca Muerta. Si hay un lugar a donde ir a buscar dólares que necesitará el país para sanear su economía, es el mundo shale. Las declaraciones de Guillermo Nielsen, señalado como uno de los referentes del equipo económico del presidenciable del kirchnerismo, ofrecen una posible línea de pensamiento: en el Precoloquio de IDEA de julio en Neuquén, ponderó a la formación como usina productiva para el país y aceleró al decir que necesitaba de medidas fiscales que garantizaran las mismas condiciones de competitividad que las empresas de Permian (Estados Unidos).

Algunos peronistas con llegada a Nielsen señalan que, de hecho, es el encargado para proponer medidas a través de algún tipo de marco regulatorio que establezca esa senda de crecimiento a futuro.

Sin embargo, cuando se las consulta, las petroleras prefieren, como siempre, ver antes que creer. De hecho, se queman con leche y lloran con un gobierno que había sido todo lo amigable que acaso hayan esperando, al referirse al final del mandato de Macri y el grueso sinsabor que se llevan de estos días.

FRENO-AL-BRENT.jpg

Otra clave, a la hora de calibrar un eventual cambio de manos en La Rosada, es quién quedará al frente de YPF y el rol que la empresa estatal tendrá en el futuro, como factor determinante de las políticas para el sector.

¿Será una conducción encabezada por referentes políticos o un mix de gestión empresaria con cierta incidencia política como ahora? Eso es lo que se preguntan en Buenos Aires. Esto, como para ir desandando la incertidumbre de los próximos meses, que algunas empresas no dudan en calificar simplemente como “eternos”.

VACA-MUERTA-COMO-SENDA.jpg
SI-SE-PARA-VACA-MUERTA.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario