El clima en Neuquén

icon
15° Temp
80% Hum
La Mañana ciudad

Alerta: puede faltar agua si hay derroche por el calor

El EPAS hizo recomendaciones sobre el uso responsable y solidario.

Neuquén.- En medio de la espera de la ola de calor que se registrará esta semana, con máximas que superarán los 40 grados, desde el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) recomendaron a la población que optimice el consumo de agua para que otros vecinos no sufran bajas de presión ni cortes de suministro.

En vistas de que los pronósticos auguran jornadas de intenso calor, la entidad emitió una recomendación para que los usuarios no hagan un uso desmedido del recurso, especialmente en las zonas altas.

Te puede interesar...

Durante los últimos días, varios sectores se quedaron sin servicio y las quejas y reclamos no faltaron en los medios de comunicación.

Según indicó el gerente de Servicio del EPAS, Eduardo Vidal, es necesario que los vecinos tengan especial cuidado en el consumo de agua para evitar que ciertos sectores de la ciudad sufran bajas de presión o cortes de suministro. Asimismo, manifestó que se consume más de lo que se puede producir. “Los usuarios tienen que hacer un uso responsable de la prestación, si nos manejamos con solidaridad, tendremos niveles parejos de agua”, sostuvo.

El funcionario recordó que en Neuquén existe un alto consumo por habitante por día. Según detalló, en valores estándar se considera que cada persona debería consumir 350 litros por día en todas sus actividades, mientras que en la actualidad rondan los 700. Además, señaló que las redes están preparadas para trabajar con estos niveles diarios por usuario, por lo que si no hubiera excesos, el suministro funcionaría correctamente. “Dentro de la vida útil de la obra se contempla el consumo medio por usuario. Pero si se consume el doble, no hay previsión que valga”, aseguró.

En tal sentido, recordó que los horarios habilitados para el riego son de 7 a 9 y de 21 a 23, durante los que está permitido el uso del agua en grandes cantidades. Vidal resaltó que en general no son respetados, por lo que están obligados a realizar un patrullaje y advertir a los vecinos.

Estos horarios fueron establecidos en función de los momentos en los que las redes registran un menor uso y además permiten que se recuperen para el mediodía, que es cuando más trabajan.

“En ocasiones, cuando hacemos recorridas y vemos que no controlan las cantidades de agua utilizadas, les llamamos la atención”, aseguró. El EPAS no tiene poder de policía, por lo que al registrar infracciones, le informan al Municipio sobre el hecho para que emita multas.

Por esta razón, las autoridades analizan colocar medidores para que cada vecino pueda regular su consumo.

Vuelve el servicio a dos barrios

Después de 11 días, los vecinos de los sectores Confluencia y Belgrano llegaron a un acuerdo con el EPAS. El organismo se comprometió a abastecer durante la tarde de ayer los sectores damnificados mediante camiones, que arribaron a las 17. Además se normalizaría el flujo de agua para hoy. “Fue una reunión caliente. Reconocen la zona como problemática y que tienen el deber de darnos la presión necesaria, pero nos discursean con que tardaron porque tuvieron que hacer análisis de válvulas y mediciones”, relató una de las vecinas participantes.

Según se informó, se habilitó una bomba que liberará la cisterna de Santa Genoveva y así podrá reactivar el servicio. La principal causa de la demora, en versión oficial, fue la baja potencia de las bombas, desperfecto que CALF arregló en los últimos días.

1200 familias no tienen el servicio

Mientras algunos sectores ven el suministro interrumpido o alterado por bajas de presión, en otras áreas hay alrededor de 1200 familias que son ayudadas por la Municipalidad, que les brinda diariamente agua en camiones.

Estos barrios que no cuentan con el servicio demandan un millón y medio de litros de agua diarios. Cada familia recibe una cantidad acorde a la que puede almacenar, por lo que es común ver que tienen tanques azules de 200 litros.

El servicio se realiza de lunes a domingos, con excepción de los feriados, y le cuesta al Municipio un total de 40 millones de pesos.

Millán: “Es una tarifa muy baja la que se cobra”

El presidente del EPAS, Mauro Millán, resaltó ayer en declaraciones radiales que la tarifa del servicio de agua que se presta en la ciudad de Neuquén es barata, ya que el metro cúbico -mil litros- se cobra casi 5 pesos, mientras que un litro de agua embotellada cuesta 15. “Es una tarifa muy baja, que no representa un problema para el bolsillo de los usuarios, hablamos de un promedio de 130 pesos mensuales”, expresó el funcionario provincial.

No obstante, detalló que el EPAS registra un cumplimiento de pago de la prestación de alrededor del 70 por ciento. Millán atribuyó este fenómeno a que es el único servicio que no se corta ante la falta de pago, aunque en otras provincias sí se deja lo mínimo y necesario para la subsistencia.

Mucho calor

Por las altas temperaturas que se registrarán en los próximos días, el organismo repotenció durante el día de ayer el sistema de bombeo de Parque Industrial, con el que se abastece a gran parte de la ciudad. En este contexto, señaló la importancia del recambio de los caños de los acueductos de las calles Chrestía y Bahía Blanca y el de Balsa Las Perlas, que le brindaron a las redes una mayor distribución de agua potable.

Doble de consumo

Estiman que el día más crítico para el servicio de agua será el viernes, ya que la Autoridad de Cuencas pronosticó 43 grados. Es indudable que ante semejante registro de temperatura el consumo de agua se duplique con respecto a los días normales.

Más allá de estos fenómenos aislados, Millán destacó que el precio que se paga por el servicio es muy bajo. “Deberíamos tener una tarifa de 12 pesos por metro cúbico, pero la Provincia subsidia la diferencia”, manifestó. “Es importante que las personas entiendan la importancia de pagar, ya que sirve para tener un mejor servicio”, concluyó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario