Cuánto sale zafar del agobiante calor en el fondo de casa

Desde los $200, en piletas para niños, hasta los $25.000, hay opciones para casi todos los bolsillos.

Flavio RamÍrez
ramirezf@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- El calor es sinónimo de pileta, pero darse un chapuzón en el patio de la casa puede afectar el bolsillo. El mercado neuquino ofrece todo tipo de variantes para quienes quieran instalar su pileta, sólo hay que saber qué se quiere y cuánto se está dispuesto a pagar.

Las opciones más baratas son las destinadas a los bebes y niños, que comienzan en los 200 pesos y se pueden comprar hasta en los kioscos de barrio.

Sin duda alguna que la más popular de todas son las conocidas como pelopincho, piletas de lona con estructura de metal que se sacan en los primeros días de diciembre y se guardan en el garage a fines de marzo. Para comprar una de estas, primero hay que pensar en las dimensiones. Las hay desde 1,55 metros de largo por 1,07 de ancho y 70 centímetros de profundidad, cuyo costo es de 800 pesos, hasta las más grandes, de 6 metros por tres y una profundidad de 80 centímetros, que superan los 10.000 pesos.

También hay circulares, diseñadas para espacios más reducidos, de tres metros de circunferencia por 70 centímetros de profundidad a 3000 pesos.

500 pesos mensuales de promedio sale la cuota de un club para utilizar la pileta.

Para los más exigentes, que quieren darse el lujo de tener una piscina en el fondo o en el patio de su casa, las opciones son amplias, aunque más costosas.

El método más rápido para instalar una pileta es comprar las de plástico, construidas en fibra de vidrio. Vienen listas para colocar en el lugar y se pueden usar a los pocos días de conectar el sistema de filtrado.

Por unos 25.000 pesos se puede adquirir una de estas piletas, que tienen 4,20 metros por 2,30 metros y 1,2 metros de profundidad.

A ese costo hay que agregarle la instalación, el equipo de filtrado y recirculación, el kit de limpieza y mantenimiento y la infraestructura que se coloca alrededor de la piscina, con lo cual su valor final supera los 55.000 pesos.

Si el tamaño parece chico, se puede optar por una de mayores dimensiones: 7,5 metros por 3 metros y 1,4 de profundidad, y pagar hasta 136.000 pesos.

Las de cemento son más costosas, y hay que juntar más de 250.000 pesos para construirla.
Pero el costo de la pileta no termina en la compra y la instalación. Es fundamental el mantenimiento del agua y para eso es necesario contar con un equipo de filtrado apropiado y químicos correctos.

Un kit de limpieza completo para una pileta intermedia ronda los $9000. Incluye bomba de recirculación portátil con filtro de arena ($8000), barrefondo ($320), caño de empuje ($409), bichero ($215), manguera ($100 el metro) y químicos con flotador ($300). Para los que no tengan ganas de tanto esfuerzo, hay un barrefondo automatizado que cuesta $18.000.

Un producto popular y seguro

"Hoy la pileta en el fondo de la casa es una cosa más normal de lo que parece", afirmó Juan Carlos Núñez, dueño de Novoplast, una empresa que fabrica piscinas de fibra de vidrio en Neuquén.

"Los ríos son peligrosos en esta ciudad. Los chicos y los adolescentes se pueden ahogar. A cada rato leemos una noticia de alguien que se ahogó. Por eso mucha gente busca tener su propia pileta en su casa", agregó el fabricante, quien comparte el negocio con sus hijos Emanuel y Emilio.

A la hora de las comparaciones, Juan Carlos señala que en la actualidad la pileta puede ser considerada un "producto popular" como el aire acondicionado. "La pileta dejó de ser un artículo de lujo para convertirse en una necesidad, en especial en nuestra zona", aseguró.

Para tener el agua transparente

En Neuquén muchos vecinos derrochan el agua vaciando y llenando sus piletas cada vez que se ensucian. Sin embargo, un buen mantenimiento de la pileta, el uso de químicos y la constante limpieza permiten alargar la vida útil del agua.

Para ello es necesario utilizar cloro, clarificador y alguicidas, tres productos básicos para el mantenimiento del agua. Hay kits para piscinas y para piletas de lona que no dañan el material. Estos productos no irritan la piel, reducen el contagio de hongos y se aplican una vez por mes.

Se recomienda usar purificadores, que limitan el crecimiento y desarrollo de algas y parásitos.
Este trabajo se completa con el pasado diario de un barrefondo conectado a una bomba con filtro y el uso del bichero para quitar insectos, hojas y basura sobre la superficie del agua.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído