Hay que esperar más de un mes para reparar un choque

Los talleres de chapa y pintura de la ciudad dan turnos para febrero y marzo por la alta demanda.

Andrea de Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Conseguir un turno en un taller de chapa y pintura no es tarea sencilla en esta ciudad. Aunque durante el año el panorama se repite, el verano, los viajes y una rutina que no obliga a horarios escolares incrementan la demanda a tal punto que en esta fecha muchos talleres están programando los turnos para febrero o marzo.

No es sólo la demanda y saturación de autos lo que lleva a esta situación, sino que conseguir los repuestos es un dolor de cabeza para todos los trabajadores del rubro. Las piezas imponen un tiempo imposible de saldar: "Estamos entre 15 y 20 días para que lleguen a Neuquén", coinciden todos.
"De lunes a viernes arreglamos entre 15 y 20 autos. Tenemos unas 30 consultas por día", contó Abril Harasimiuk, del taller que lleva su apellido. "Estamos dando turnos de acá a fines de febrero/marzo. Como tenemos más de 20 años, elegimos qué hacer y qué no. Trabajamos mucho con clientes de un nivel social alto que no puede ver el paragolpes rayado", resumió Abril.

Como la mayoría, coincidió en que diciembre y enero es una temporada alta para los talleres: "Por ahí chocaron en julio, pero vienen ahora y quieren arreglarlo ya", comentó Abril y consideró que lo que más se da son rayones y abollones chicos: "Recibimos muchas personas que tuvieron choques chicos estando estacionados. Acá estos casos son los más habituales".

Para Javier Cabeza, de Lander, uno de los principales problemas en la ciudad y que genera choques permanentes es la falta de atención al tránsito. "Lo que observé es que se produce mucho choque en la calle por descuidos, por ir mirando el celular. Debería haber sanciones más fuertes y más control y hasta sacar el carnet. Van mirando el celular, distraídos y apurados", resumió Cabeza quien también contó que en su taller los turnos se otorgan para febrero, y que se reciben por día entre 15 y 20 consultas.

"La demanda es muy alta. El hecho de ser un trabajo manual lleva tiempo y el atraso en la entrega de repuestos demora todo", agregó Luis Núñez de Bugner, quien contó que los choques en los paragolpes de adelante y de atrás, la rotura de los faros traseros y las ópticas son lo que más afecta a los neuquinos.

Coincidió en que en esta época hay mucha demanda, y contó que la exigencia de la verificación técnica generó más movimiento. Esto no sólo porque en la ciudad es una obligación más para andar en la calle, sino también porque viajar en las rutas del país obliga a este trámite, que muchas veces exige el paso por el taller de chapa y pintura.

Por lo general, la mayoría de los casos que llegan a los talleres tienen que ver con choques en las calles de la ciudad o colisiones en cadena en la Ruta 22. Descuidos, distracciones, accidentes en esquinas y autos estacionados que sufren golpes: "Tenemos de todo, de los rayones más ínfimos a cosas más complicadas", resumió Ricardo Rodríguez, del taller Rolando.

Grandes demoras por los repuestos y los seguros

Uno de los factores que genera atrasos en el otorgamiento de turnos es la demora en la entrega de los repuestos, y el segundo gran escollo son todos los trámites burocráticos que imponen los seguros y que son los que más mueven este mercado. "Es mucho lo que llega por los seguros. En promedio se podría decir que el 70 por ciento de los trabajos que llegan son por seguro. También lo que más se demora en pagar. Para cobrar un trabajo, la espera varía entre los 70 y 90 días", explicó Luis Núñez de Bugner.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído