La mujer que le da pelea a la basura en el río Aluminé

Con su kayak, Adriana Huenchufil sale a recoger los residuos que la gente tira.

POR PABLO MONTANARO / montanarop@lmneuquen.com.ar

Desde muy chica, cuando iba al Jardín de Infantes N° 20 de Aluminé, Adriana Huenchufil aprendió a cuidar ese río que corre de norte a sur, paralelo a la cordillera de los Andes, porque, según afirma, “es vida”. Ahora, a los 29 años, Adriana decidió hacer algo para cuidar al río Aluminé. La mayoría de los días, cuando sale a remar con su kayak aprovecha para sacar la basura que vecinos y turistas desaprensivos arrojan, sin tomar conocimiento del daño que provocan.

Esta tarea la emprendió hace un tiempo cuando una tarde calurosa disfrutaba remando con su sobrino y observó en la orilla del río una acumulación de pañales, botellas de vidrio y de plástico, nylons y hasta un par de ojotas. Se dijo que tenía que hacer algo para cuidar ese río que forma parte de su vida cotidiana.

Te puede interesar...

“Vi que había muchísima basura, la junté y la sacamos. Esto es algo que ocurre desde siempre. Quiero que la gente tome conciencia porque en esta zona se están dando muchos casos de incendios, y una lata de cerveza o una botella de vidrio pueden ser el comienzo de un foco de incendio”, comentó a LM Neuquén la mujer, que trabaja en la subsecretaría de Discapacidad de la Municipalidad de Aluminé.

Criada y nacida en Aluminé, Adriana lamenta que quienes arrojan basura al río “son en su mayoría de la zona”.

Dice que siempre interviene cuando observa a alguien que está dejando basura en la costa. “Me acerco y les digo: ‘Me parece que se está olvidando la basura’. Y siempre me responden: ‘Ah, perdón, no me di cuenta’”.

Adriana lamenta que esto siga pasando a pesar de la existencia de cartelería que indica la prohibición de arrojar basura. “Parece que a nadie le importa, son inconscientes del daño que provocan dejando o tirando la basura al río. Da pena porque es nuestro río, es nuestro recurso y no lo cuidamos”, describe la mujer, que hace más de cuatro años practica rafting en el Aluminé, motivada por el campeonato mundial que todos los años se realiza en la localidad.

p10-pieza.jpg

Ya sea en forma personal o a través de las redes sociales, Adriana les envía consejos a sus amigos que concurren al río o realizan actividades en la montaña para que vuelvan con la basura, “porque la basura no viene sola”.

“Es increíble el lugar donde vivimos, es increíble el río que tenemos y no lo sabemos cuidar”, subraya. Y se pregunta: “¿Por qué la gente es sucia? Van al río y no vuelven con sus residuos. Es hora de que tomemos conciencia”.

Por otra parte, pide que no tiren colillas de cigarrillos en rutas o caminos, ni latas de gaseosa o botellas de vidrio, ya que hacen efecto lupa y encienden los bosques o pastos secos.

Adriana destaca que son varios los vecinos de Aluminé que se acercan a colaborar para retirar la basura del río. “Incluso algunas instituciones organizan salidas con ese objetivo”, comenta la mujer que le hace la guerra a la basura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído