La oscura trama que esconde el caso del hombre que llegó de Añelo en busca de trabajo y desapareció

Si bien fue encontrado sano y salvo, el caso abre más interrogantes que brindar certezas. Drogas, permanentes desapariciones y confusión son los componentes de una historia que no cierra por donde se la mire.

Por Julieta Contreras - redaccion@lmneuquen.com.ar

Joaquín Orlando González se convirtió en noticia en las últimas horas después de que se viralizara por redes sociales su desaparición. El hombre, de 33 años, fue encontrado sano y salvo este viernes por la mañana en un hotel de la capital neuquina tras casi tres días de intensa búsqueda pero las preguntas sobran.

Te puede interesar...

Según supo este medio a través de Cecilia, la empleada del hotel en el que se hospedó González la última noche antes de conocerse su paradero, se veía “orientado pero muy cansado” al momento de su ingreso. “Dijo que venía caminando hacía rato y que sólo quería ducharse y dormir”, comentó la mujer.

El hombre presentó su DNI al momento del registro, factor que luego ayudó a su identificación. La mujer explicó que lo reconoció por las noticias y, al darse cuenta de que los nombres coincidían, dio aviso inmediato a las autoridades. Sin embargo, el personal de la Comisaría 2° no atendió al reclamo urgente, optando por tomar los datos de la denunciante y comprometiéndose a llamar “en el transcurso del día”.

González dejó su cuarto minutos antes de las 9 de la mañana y anunció su partida, momento que Cecilia aprovechó para verificar su identidad e informarle de la búsqueda en curso. “Él se sorprendió y se asustó, no sabía qué hacer. Le dije que primero debía llamar a su familia porque seguro estaban muy preocupados y esperando lo peor”, relató la recepcionista.

A partir de ahí, la policía se encargó de verificar su identidad y acudieron a tomarle declaración. Según explicó el hombre, con el pasar de los días se quedó "sin plata” y tuvo que vender su celular, por lo cual quedó incomunicado e imposibilitado para acceder a las noticias. Tras hablar con un amigo, informó a las autoridades que le prestarían dinero para su pronto regreso a Añelo.

En comunicación con LMNeuquén, su padre, Eliseo, expresó la tranquilidad que les trajo la noticia de la aparición de Joaquín, a pesar de asegurar no estar al tanto de qué sucedió en los días sin comunicación. “Estamos más tranquilos pero aún no sé nada, se comunicó y me dijo que después me iba a contar bien qué le pasó”, contó aunque, por el momento, las explicaciones no llegaron.

Entre quienes fueron sus colegas, los dichos indican una trama más compleja. Carlos Errasti, secretario general del Sindicato de Seguridad de Neuquén, afirmó conocer al joven desde hace unos cinco meses, cuando llegó de Misiones en busca de trabajo. Él mismo se encargó de ubicarlo en la empresa Prosegur y aseguró que González “está perdido por las drogas”.

“Con el tiempo comencé a notar algo raro en él, era su adicción”, explicó. Agregó que recientemente Joaquín fue desvinculado de la empresa por “pésimo comportamiento” y por incumplir sus funciones. Su última comunicación se dio, coincidentemente, el martes pasado, cuando envió un mensaje de audio a su supervisor para informar que había recibido el dinero de su indemnización y aceptaba que él “había fallado”.

En cuanto a su historial en el poco tiempo que lo conoce, Carlos sostuvo que “lo ayudó mucho” y le brindó “hasta su casa”, pero es una persona errática y suele desaparecer por varios días. “Nadie sabe cómo es este chico y está jugando con la gente”, concluyó.

Por su parte, González no ha establecido un nuevo contacto con sus allegados desde separarse de las autoridades y no se ha podido verificar si retornó a su actual hogar en Añelo.

LEÉ MÁS

Viajó desde Añelo a Neuquén para hacerse un preocupacional y no se sabe nada de él

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído