Weretilneck: "Hay un pacto de silencio y una obediencia debida"

El gobernador se refirió al crimen del policía Lucas Muñoz y apuntó contra los efectivos de la Comisaría 42 de Bariloche.

El gobernador Alberto Weretilneck se refirió al crimen del policía Lucas Muñoz y a la sospecha que recae sobre la Policía de San Carlos de Bariloche, especialmente sobre los efectivos de la Comisaría 42 y la Unidad Regional III de esa ciudad.

En diálogo con la emisora LU19, Weretilneck afirmó que no hubo colaboración de esa Unidad durante los días en que Muñoz estuvo desaparecido y se adulteraron documentos importantes para desviar la investigación.

"Ese sector hizo cosas para desviar la investigación. Si no hubiesen sabido lo que estaba pasando, yo le puedo asegurar -como hemos visto muchas veces- que toda la policía de Bariloche hubiese salido a buscarlo", dijo el mandatario.

"Quienes sabían que este oficial no estaba en su lugar, nisiquiera movieron un dedo. De todo el personal de la Unidad 42 de Bariloche, ninguno ha colaborado. Cuando tendrían que haber sabido lo que estaba sucediendo. Entonces hay un pacto de silencio y hay una obediencia debida", aseguró Weretilneck.

Quienes sabían que este oficial no estaba en su lugar, nisiquiera movieron un dedo. Hay un pacto de silencio y una obediencia debida

El gobernador remarcó que toda la policía de Bariloche deberá prestar declaración sobre esta causa. "Van a quedar o fuera de la policía o en la cárcel. Lo mejor que pueden hacer todos los compañeros de trabajo de Muñoz es explicar lo que pasa".

Agregó que "no sirve con ir a llevar el féretro. No sirve con ir a llorar al velorio. Sirve meter preso a los asesinos y para esto todo el personal de la Comisaría 42 y la Policía de Bariloche tiene que testimoniar", sostuvo.

Así mismo, el gobernador dijo que cree que el asesinato de Muñoz constituye un mensaje destinado a "alguien" en particular del interior del organismo, pero no al Gobierno en sí.

Recuperar la Institución

Weretilneck reflexionó sobre los hechos que tienen a la policía rionegrina en el ojo de la tormenta y explicó que se trabajará para reorganizar la Fuerza y para que la sociedad recupere la confianza en la institución.

Sin embargo, quiso remarcar que el caso de Lucas Muñoz, es un hecho aislado y rechazó la generalización que se hace sobre toda la Policía de Río Negro "No acepto que acusen a la policia de Río Negro de corrupta. Hay más de 7.000 efectivos que trabajan todos los días y dan lo mejor de sí", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído