Calefaccionarse seguro sale entre $600 y $1200

Es lo que cobran por limpiar y verificar los artefactos.

Neuquén.- Las bajas temperaturas de otoño no tardarán en llegar y con ello la necesidad de la gente de calefaccionarse. La sugerencia siempre es consultar a un gasista matriculado para que verifique el estado de los aparatos y, en caso de ser necesario, realice alguna reparación. Pero ¿cuánto cuesta todo esto, teniendo en cuenta que ya pesan sobre el bolsillo de la gente los tarifazos en los servicios de luz, gas y agua?

El trabajo más común para un calefactor es la limpieza y el recambio de la termocupla, que es el dispositivo que hace que funcione el piloto, el encendido y la regulación de la llama. Si sólo se requiere de una limpieza, el costo puede oscilar entre los 600 a los 800 pesos por calefactor y si a esto se debe agregar lo de la termocupla, lo que implica un servicio completo, el valor asciende a los $1000 o $1200. “Estos son los trabajos más comunes. Puede ocurrir que el aparato sea muy viejo y requiera de otra cosa o de la compra de uno nuevo, pero eso también depende de lo que esté al alcance del cliente”, explicó Marcos, de H&G Servicios integrales para el hogar, quien señaló que la demanda de trabajo todavía no se hizo sentir tanto porque mucha gente aún no comenzó a utilizar la calefacción.

Desde la Empresa de Servicios para el Hogar y Comercial de Pablo Valdebenito, se indicó que los trabajos más requeridos son, además de la limpieza y puesta a punto de los calefactores, los cambios de vidrios, sombreros y tramos de caños que se pudren con el correr del tiempo. “También se hace la regulación el aire y el chequeo de que la ventilación no esté tapada. La gente para quedarse tranquila pide todo esto”, precisó Valdebenito.

El gasista matriculado advirtió, sin embargo, que este año “está complicado porque todo el mundo ahorra en lo que puede y muchos han optado por estirar la revisión de los artefactos y dejarlos como están si ya se le hizo mantenimiento el año pasado. Es un riesgo para la seguridad pero ocurre”. También informó que cuando se trata de la revisión de varios artefactos se ofrece a los clientes un precio especial. “Tratamos de no cobrar tanto entendiendo que a veces se hace muy costoso para algunas personas”, dijo.

La sugerencia para contratar estos trabajos es con un gasista matriculado, dado que son los únicos que están autorizados por la empresa Camuzzi a manipular conexiones de gas y equipos.

El peligro del monóxido de carbono

Uno de los peligros del no adecuado mantenimiento de los calefactores a gas es el monóxido de carbono, que es producido a partir de la combustión incompleta de gas natural u otros productos que contengan carbono y puede matar en cuestión de minutos. Es un gas invisible, insípido, inodoro y no irritante. Por eso, es conocido como el “asesino silencioso”. Impide que el cuerpo reciba oxígeno, lo que produce pérdida de conciencia, daño cerebral y muerte.

Todo artefacto usado para quemar algún combustible puede producir monóxido de carbono si no está asegurada la llegada de oxígeno suficiente al quemador. Las calderas, los calentadores de agua o calefones, las estufas u hornallas de la cocina y hornos que queman gas o kerosén pueden producirlo. Una de las principales causas de su origen en los artefactos a gas está en el mal estado y por eso la necesidad de que sean revisadas. También deben instalarse artefactos de tiro balanceado y controlar que la llama sea de color azul.

LEÉ MÁS

Equipar la casa contra el frío no sale tan salado

Cómo ahorrar 70% en luz y gas sin pasar frío ni calor

Una familia se intoxicó con monóxido por una pérdida en el calefactor

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído