Cortaron la ruta para pedir agua, luz y gas en una toma

Se trata de vecinos del asentamiento Ruca Antú. Negocian con la provincia.

NEUQUÉN
"Tengo que apagar la luz para poder ver televisión, y ni hablar de encender el lavarropas", dijo María Reyes, una de las vecinas de la toma Ruca Antu del Parque Industrial que permaneció gran parte de la jornada de ayer apostada en la calle Trabajadores Industriales y Autovía Norte en reclamo de la regularización de las tierras para poder acceder a los servicios.

Juan López es otro de los vecinos que demandan que de la mano de la regularización del asentamiento puedan conectarse legalmente a la red eléctrica y de agua potable. Contó que si bien él, junto a su familia, está radicado hace unos cuatro años, hay pobladores que levantaron las primeras casas hace unos ocho o diez años.

Se trata de un asentamiento que está recostado entre la Autovía Norte a la altura del Parque Industrial y la diagonal Trabajadores Industriales, que desemboca a un costado de las fábricas ceramistas en inmediaciones de la Ruta 7.

Desde las 6 de la mañana un grupo de las 350 familias se subió a la calle y cortó el tránsito que afectó principalmente a las camionetas de servicios petroleros. Antes del mediodía se acercó un funcionario del IPVU para confirmarles que continuarán las reuniones pautadas para avanzar en la regularización. Pero como la espera de algún referente de la cooperativa eléctrica CALF resultó infructuosa, trasladaron el corte a unos cien metros sobre la Autovía Norte.

"Les expliqué a los vecinos que lo que hay que hacer es el prefigurado, que puede demorar unos seis meses, además del estudio de impacto ambiental que está encaminado. Después se podrá gestionar la luz y el agua, al tiempo que se puede ir haciendo la mensura de las tierras", dijo el director de Asentamientos de Zona Norte del IPVU, Fernando Contreras, al lado del piquete.

Se hizo un censo en el que se corroboró que son 350 las familias que habitan la toma, y el prefigurado determinará los lineamientos urbanísticos. Se prevé la zona de intervención, las obras a ejecutar y las reservas fiscales.

Los vecinos se quejaron no sólo de la falta de los servicios básicos como agua y luz, a los que están conectados clandestinamente, y de gas, que lo suplen con garrafas o leña, sino también de la falta de recolectores de residuos. "Tengo movilidad y llevo la basura a un contenedor de Santa Genoveva para no tirarla en las bardas, pero es necesario que Cliba ponga uno en el barrio", agregó Juan.

Frases
"No queremos molestar a la gente con el corte de calles, pero es la única forma de que nos escuchen los funcionarios y se puedan acercar a escucharnos". Geraldine Jarpa, vecina de la toma Ruca Antú

"Queremos que se comprometan y tengamos pronto la regularización. No podemos vivir eligiendo si nos calefaccionamos, encendemos la luz o la heladera". Janette Carrillo, vecina de la toma Ruca Antú

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído