EPAS: el tarifazo fue para terminar con los subsidios al agua

La empresa provincial quiere sanear sus cuentas.

Tras el sorpresivo incremento de tarifas que molestó a los vecinos de Neuquén y otras localidades de la provincia, el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán, defendió ayer los incrementos y aseguró que el objetivo es equilibrar las cuentas del ente para reducir los abultados subsidios que reciben algunas ciudades.

En una visita a los estudios de LU5, el funcionario explicó que el 12 de febrero se publicó en el Boletín Oficial un decreto que incrementaba en un 100% el valor del agua potable, que pasó de 3,05 pesos por metro cúbico a 6,10 pesos.

Sin embargo, señaló que la factura del EPAS se hace de manera trimestral y de forma anticipada, por lo que los vecinos ya habían abonado el primer trimestre del año en diciembre y con los viejos valores.

Ante este incremento, la factura de este trimestre llega con el nuevo valor y con un prorrateo de la suba por los 50 días de vigencia que no fueron abonados, que se pagarán en tres cuotas. Es decir, llegará con un 100% de suba más un tercio de la diferencia que no se pagó, por lo que la factura puede ser un 150% más cara. Millán explicó que “para que el aumento pase por el Concejo Deliberante tendría que estar aprobado el contrato de concesión, que define la figura del poder concedente y el concesionario”, por lo que el incremento fue aprobado por un decreto provincial.

Explicó también que algunas localidades del interior, como Andacollo o Taquimilán, reciben un subsidio del 95%, por lo que sólo el 5% del gasto es aportado por los vecinos.

Cuentas

De ese modo, este incremento busca sanear las cuentas del ente con un aporte más significativo de los usuarios, para tener un balance más sostenible en el tiempo.

El presidente del EPAS también aseguró que el ente ha realizado importantes obras de infraestructura para mejorar la prestación del servicio. Así, nombró obras millonarias, como la ampliación de la planta de Tronador o la colectora del oeste, que no fueron trasladadas a las tarifas que paga el usuario. Por otro lado, aclaró que muchas de las interrupciones en los servicios de agua potable o los desbordes cloacales se dieron por los extensos cortes de energía que se vivieron durante el verano.

“El agua viene por gravedad del lago a una estación elevadora, con bombas de gran porte que se alimentan de energía y fueron altamente impactadas por los cortes”, detalló.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído