Le peleaba a la vida y murió atorado con una medialuna

Un ex boxeador competía por ver quién comía más en un minuto.

Pinamar. La vida del ex boxeador Mario “Mazazo” Melo penduló como la de tantos otros hombres que durante su juventud se ganaron el pan usando sus puños, llegando a una suerte de cima y, desde ahí, bajando sin frenos. Este fin de semana fue el último para este hombre de 64 años que, en sus tiempos de campeón argentino y sudamericano, pegaba tan fuerte con la derecha como con la izquierda, pero que en una competencia para ver quién comía más medialunas en un minuto, en la ciudad bonaerense de Pinamar, se atragantó de tanta masa que se puso en la boca. Sí, Mazazo murió por la masa que le quedó atorada en la tráquea, le produjo una obstrucción respiratoria y un paro cardíaco “a causa de hipoxia por broncoaspiración” según la autopsia que ordenó la fiscal que intervine en el caso, Victoria Zamboni.

64 años tenía el ex boxeador.

Desde hacía unos años estaba instalado en pinamar, luego de haber quedado en la miseria y de haber estado internado en un centro de rehabilitación para drogadictos. manejaba su gimnasio de box.

Te puede interesar...

Mazazo Melo falleció ahogado con masa. Había sido campeón argentino y sudamericano y llegó a pelear por el título mundial mediopesado.

Melo, quien además sufría de diabetes, se descompuso sobre el escenario en el marco del Festival de la Medialuna en Pinamar, y pese a la asistencia médica que recibió, falleció luego de ser trasladado al hospital local. “Se hicieron intentos para destaparle la vía aérea, pero hizo un paro respiratorio”, explicó el director del hospital, Walter Ciancio, quien estuvo junto con su familia en el predio donde se desarrolló la competencia porque vive a tres cuadras. “Lo levantamos y tratamos de reanimarlo, pero no pudimos destrabarlo. No hubo manera de destaparlo”, explicó el médico, quien describió que Mazazo hizo primero un paro respiratorio y luego uno cardíaco. “Cuando lo trasladamos ya no respondía”, aseguró.

“Lo levantamos y tratamos de reanimarlo, pero no pudimos destrabarlo. No hubo manera de destaparlo. Primero hizo un paro respiratorio y luego uno cardíaco”. Walter Ciancio Médico, fue el primero que lo atendió

En 1990 había tenido la posibilidad de pelear por el título mediopesado frente al campeón mundial Michael Moorer, pero perdió el combate al que llegó muy debilitado: debió bajar 19 kilos para dar la categoría. Casi una parábola de lo que fue su vida en adelante: pura debilidad. En la miseria, vivió en una villa, fue cocainómano, hasta que en los últimos años se recuperó y pareció haber encontrado su lugar en el mundo en Pinamar, donde abrió un gimnasio en el que actualmente daba clases de boxeo.

Polémico duelo contra la Mole

En 1997 melo estaba cerca de retirarse y le propusieron pelear contra el joven noqueador cordobés Fabio “la mole” moli. mazazo denunció que le ofrecieron dinero para tirarse en el quinto round, pero no lo hizo. igual, perdió por puntos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído