Motoqueros usan el tercer puente para correr picadas

Aprovechan la ausencia de tránsito para realizar carreras clandestinas.

La obra del tercer puente entre Cipolletti y Neuquén se dilató más de lo esperado, lo que dio lugar a un sinnúmero de situaciones. La estructura, ya terminada, es utilizada hace ya tiempo por vecinos que cruzan ilegalmente de provincia. Pero ahora se sumó una peligrosa moda: la de las picadas en moto.

Aprovechando el casi nulo movimiento en esa zona, sobre todo durante los fines de semana, decenas de jóvenes motoqueros se reúnen para realizar competencias cortas de velocidad, popularmente conocidas como picadas. Además, cuentan con la asistencia de una gran cantidad de espectadores que los alientan e incentivan en todo momento.

Desde la Policía Caminera advirtieron que estas carreras ilegales y peligrosas en cualquier lugar en las que se desarrolle y más aún cuando se llevan a cabo en lugares no habilitados siquiera para circulación.

Desde Nación anunciaron que el cruce interprovincial será inaugurado en diciembre del próximo año. Mientras tanto, no puede ser utilizado.

El jefe del Cuerpo de Seguridad Vial, Miguel Ángel Elifonso, dijo que desconoce este tipo de situaciones y que a pesar de tratarse de un lugar inhabilitado para transitar, realizan recorridas por la zona a modo preventivo. Sin embargo, el uso clandestino de este puente no es nuevo y son cada vez más lo que lo utilizan.

“Sabíamos que en algún momento ocurría este tipo de situaciones y para evitarlo se pusieron lomadas y obstáculos” para impedir el paso, o que por lo menos se tenga que hacer a baja velocidad y con rodados menores, contó.

Pobladores de la zona aseguran que las picadas no son una novedad y que tienen lugar cada fin de semana que el clima lo permite. Y en ese sentido, señalaron que cada vez son más las personas que se acercan, tanto los que participan de las carreras clandestinas como aquellos que lo hacen a modo de espectadores.

Un delito

Además de poner en riesgo la vida de terceros y la propia, las picadas clandestinas son una infracción grave a las normas de tránsito y las penas pueden llegar hasta la reclusión efectiva en la cárcel.

Es que desde el 2008, correr picadas pasó a ser un delito en todo el territorio argentino, tras la decisión del Congreso de la Nación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído