Neuquén gasta más energía de la que tiene para ofrecer

A la espera de obras, CALF pide el uso responsable durante el verano.

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La llegada del verano despierta incertidumbre respecto de si la ciudad va a poder afrontar la demanda de energía eléctrica sin que se generen inconvenientes para los usuarios, como los temidos cortes en el suministro de luz.

Por este motivo, desde la cooperativa eléctrica CALF se lanzó una campaña para concientizar sobre el uso racional de la energía y se advirtió que si se cumple con este propósito, los meses de más calor se afrontarán sin problemas, a la espera de las nuevas obras que mejorarán la distribución del servicio.

"No hay barrios más complicados que otros. Estamos necesitando el acompañamiento de la gente para el uso racional de la electricidad"."CALF está evaluando, en caso de que la demanda crezca aún más, incorporar en alquiler generadores alternativos de gran escala".Fernando Garayo.Presidente de CALF

El principal inconveniente que tiene Neuquén es que, producto de su crecimiento, la demanda de energía supera la oferta, lo que hace que el sistema opere al límite, fundamentalmente en la época estival.

Los números marcan que en 2013 hubo 350 nuevos pedidos de factibilidad, es decir, solicitudes de servicio de electricidad. En 2014 se registraron 457 y en lo que va de este año ya se llevan computados 470. Se trata de nuevos emprendimientos que incluyen no sólo a particulares, sino también a industrias, grandes edificios y distintos complejos habitacionales.

La ciudad tiene una potencia de 120 megas y una demanda que llega a 124.

La ciudad hoy tiene una potencia instalada de 120 megavatios y el verano pasado la demanda llegó hasta los 124. "El servicio no se cortó, pero la realidad es que superados los 120, puede haber inconvenientes", indicó el titular de CALF, Fernando Garayo. "Si cuidamos la energía, podemos pasar bien el verano, pero de lo contrario, corremos riesgos porque los alimentadores cuando llegan a una determinada temperatura se cortan. Si se llega a salir de servicio, al igual que un transformador, el problema es que no se puede transferir carga, por eso pedimos este uso racional de energía, para que la gente haga una utilización inteligente; también se lo solicitamos a los comercios y a las industrias", explicó.

Las obras

En lo inmediato, las obras que traerán alivio y previsibilidad al servicio de electricidad son las nuevas estaciones transformadoras que están en marcha y que mejorarán la calidad, la distribución y la capacidad.

Está previsto que entre el 20 y el 30 de diciembre quede inaugurada la Estación Transformadora Argentina, con la que se buscará asegurar el suministro para los próximos 20 años, con el aporte de 20 megas y la posibilidad de incorporar 20 más a futuro. La estación estará ubicada en el sector noroeste de la ciudad, entre las calles Antártida Argentina y Colón, para la que se estima una inversión de más de 22 millones de pesos.

Otra estación transformadora está pautada para el Parque Industrial, que en 120 días comenzará a funcionar con una potencia de cinco megas y que, concluida la obra, llegará a las 20. El objetivo es abastecer de energía a las empresas que operan en el parque y a las que se vayan a radicar en el futuro.

Una obra importante será la primera red compacta de media tensión, que recorrerá parte del barrio Confluencia hasta el Paseo de la Costa, con la instalación de un nuevo alimentado de energía en la central Alto Valle de 13,2 megas más. Esta red compacta servirá para minimizar el efecto de los vientos y las ramas que muchas veces cortan los cables, aportando seguridad y reducción de la salida del servicio. El emprendimiento se terminará entre octubre y noviembre de 2016, y cubrirá 200 manzanas de los nuevos loteos y 6000 familias a lo largo de la calle Obrero Argentino y el barrio Confluencia.

A futuro

En el horizonte, lo más trascendente será la Estación Transformadora Norte, que tendrá una capacidad de 45 megas de potencia y que estará ubicada en el predio de la cooperativa CALF en el barrio Copol. Se supone que esto representará la solución definitiva a los problemas de abastecimiento de energía de la ciudad, pero para eso habrá que esperar a 2016, para cuando está prevista la licitación de una obra varias veces millonaria.

Aseguran que no hay déficit

Sin precisar los números de la gestión anterior, Garayo aseguró que en la actualidad la cooperativa eléctrica no tiene déficit. "Después de muchos años, hoy CALF está equilibrada. En 2015 no se ganó plata, pero lo que ingresa es igual a lo que sale. Lo importante es poder seguir brindando servicios a los afiliados", dijo, al tiempo que informó que ya concluyó la elaboración del plan de obras para los próximos cinco años.

Centralizarán todo el sistema

CALF conectará, a través de un nuevo sistema de comunicación, todas las estaciones transformadoras que funcionan en la ciudad de Neuquén, lo que permitirá saber desde un centro de control, que se ubicará en la sede de la cooperativa eléctrica, el estado operativo en el que se encuentran.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído