El clima en Neuquén

icon
22° Temp
37% Hum
La Mañana Ropa

Con los precios de la ropa por las nubes, vuelven las modistas

La inflación no da respiro y los aumentos en los precios de la indumentaria no es la excepción y por eso muchos optan por arreglar sus viejas prendas.

El aumento de los precios de la indumentaria en los últimos meses fue fuerte, por lo que un jeans puede llegar a valer unos 40 mil pesos y una campera el doble, y ante estos valores es que muchas personas prefieren arreglar su ropa y que tire un par de meses más. Con esta decisión es que reaparecieron las modistas para salvar varias prendas y ayudar al bolsillo.

Aquellas mujeres dispuestas a ponerte un remiendo a un pantalón, cambiar un cierre de una campera de invierno o ponerle un parche a una camisa que se había roto.

Lili Fernández tiene su local en la Avenida del Trabajador al 3000 y allí son varios los que se acercan a preguntar por los valores de los remiendos que necesitan.

Lili Modista reparacion de ropa-07.jpg

Si bien esta comerciante hace años que cuenta con su local, lo que sí notó en los últimos meses que "cambió la gente que busca arreglar la ropa".

"El trabajo aumentó desde el año pasado, la gente se vuelca más a arreglar la ropa que se le rompió", compartió con LMNeuquén y destacó: "Veo gente de buena posición económica que viene a parchar los pantalones y antes no lo hacía".

La modista contó igualmente que además de los nuevos clientes, tiene muchas consultas sobre los precios. Como cuenta con un local a la calle, todos los días son varios los que ingresan para saber el valor del cambio de un cierre u otra costura, aunque no todos concretan el arreglo.

Lili Modista reparacion de ropa-02.jpg

"Tengo nuevos clientes pero también otros se restringen, hasta eso restringen, preguntan cuánto sale cambiar un cierre de su campera pero después no la traen", compartió.

En este local de Oeste capitalino por ejemplo cambiar un cierre a un pantalón cuesta 4 mil pesos y de una campera 7 mil. "Yo siempre tengo trabajo, pero ahora la gente se restringe, prefiere comprar la comida y deja para lo último el arreglo. No sé cómo va a venir el invierno, pero siempre tengo trabajo, quizás llegarán más tarde pero cuando haga frio van a venir a cambiarle el cierre a las camperas", compartió.

Ante los precios, optan por arreglar

Claudia, otra costurera de Neuquén que lleva los arreglos para hacer su casa coincidió en que "la gente opta por cambiar cierres o hacer arreglos antes de comprar una prenda nueva".

Lili Modista reparacion de ropa-06.jpg

"Yo tengo las mismas clientes siempre, confecciones casi no se hacen porque no conviene con los precios de las telas, al menos que alguien quiera algo específico, sino no te piden", describió la modista, quien además indicó: "Pero sí creo que estos últimos años la gente te cambia los cierres de la camperas, cosa que antes optaba por comprar una nueva, yo todo el año tengo mucho trabajo, no paro".

En cuanto a los precios, Claudia contó que tiene la costumbre de tener materiales en su casa lo que ayuda a poder bajar un poco el precio final del arreglo. "Un jeans nuevo te sale 50 mil pesos, y si le tenés que cambiar el cierre gastas 5 mil, siempre conviene. Lo mismo con el cierre de una campera", expresó.

En esta vuelta a a los arreglos también las zapaterías se encuentran con mucho trabajo. Es el caso de Zapatería Rodríguez, donde Teresa contó que "hay mucho pedido de reparación de calzado".

zapateria1.jpg

"Viene mucha gente, de todos lados. También muchos preguntan precios, quieren confirmar si les conviene arreglar o comprarse uno nuevo", dijo la comerciante. En ese local de la calle Sarmiento un cambio de una media suela de goma cuesta entre los 20 a 27 mil pesos. Allí además reciben muchas carteas, mochilas, bolsos y arreglos de las tapitas de los zapatos, hebillas, plantillas.

Por ahora hay más consultas que reparaciones, pero Teresa espera que con la época escolar regresen también más clientes a su local.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario