Surge una insólita disputa por el manejo de la basura

Municipio y Provincia quieren el control de los residuos de la región.

Andrea de Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Dos proyectos y un mismo objetivo tienen en carpeta el Municipio y la Provincia para el tratamiento regional de los residuos sólidos urbanos. Uno data de 1992 y se plantea desde el gobierno provincial; el otro es reciente y lo propuso el intendente, Horacio “Pechi” Quiroga, después de firmar el nuevo contrato de concesión con Cliba.

El fin es el mismo: tratar en una misma planta los residuos sólidos y toda la basura de la región. Buscan que los municipios cercanos a Neuquén de la provincia y también de Río Negro lleguen a este centro a tratar sus residuos de una manera óptima y acorde con las exigencias medioambientales de la actualidad y en una época en que la basura y su disposición final también se convirtieron en una fuente de ingresos para quienes ostentan las concesiones del servicio.

El primero se llama GIRSU, y hace unos días el gobernador, Omar Gutiérrez, hizo la reserva de tierras a favor de la Agencia para la Promoción y Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-Neuquén) para desarrollar el proyecto. El otro es el RSU, que se piensa poner en funcionamiento en el Centro Ambiental Neuquén que levantó Cliba también en La Meseta.

Las dos ideas, que apuntan a un mismo negocio de alta rentabilidad, generaron contrapuntos entre ambos estados, además de que ponen en peligro el financiamiento nacional si no se llega a un acuerdo. Desde Nación se confirmó a provincia que no habrá dinero para el GIRSU si se sostiene la idea de hacer dos proyectos similares en la misma zona.

Que la Provincia y el Municipio se pongan de acuerdo es importante porque la capital neuquina produce casi la mitad de la basura que se recolecta diariamente entre todos las ciudades que se incluyen en este proyecto. Con Neuquén se generarían a diario 500 toneladas de basura, y sin la capital se recolectarían 280 toneladas.

Las declaraciones públicas de Quiroga generaron dudas en la provincia pero aseguraron que no frenarán ningún proyecto, menos en estos momentos que las tierras ya están aseguradas para su desarrollo. Según de explicó, ya está la decisión de seguir adelante con las localidades de Senillosa, Plottier, Centenario, San Patricio del Chañar, Vista Alegre y Añelo en una primera etapa, y con Cipolletti, Cinco Saltos, Barda del Medio, Allen, Campo Grande y Fernández Oro en una segunda etapa.

Se agregó que si Neuquén insiste en la postura de no sumarse se avanzará en un proyecto más chico y se buscarán inversores privados, si es que el financiamiento de Nación cae por esta pelea con el jefe comunal. Aseguraron que el hecho de que la capital neuquina se haga a un lado no echa por tierra todo el trabajo que se hizo en estos años.

Se consideró prioritario avanzar en una solución integral porque ningún municipio, excepto Neuquén, cuenta con un espacio donde los residuos tengan un tratamiento correcto de sus desechos.

Cuestionamientos
El MPN pide un “sinceramiento” a Pechi

Los concejales del MPN María Eugenia Ferraresso y Juan Zingoni se refirieron la semana pasada al tema y le solicitaron al intendente Horacio Quiroga que se sincere sobre el funcionamiento de la planta de separación que hace meses debería estar finalizada.

“Nos sorprende que el intendente desconozca el GIRSU, un proyecto que lleva años y al cual él adhirió en su momento y luego abandonó de manera intempestiva”, dijo Ferraresso.

“Desde que el gobernador Omar Gutiérrez asumió, hizo diversas gestiones ante el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable en Nación. En contraposición, sólo hemos escuchado del Ejecutivo municipal declaraciones mediáticas sobre un proyecto que hasta el momento no hemos podido conocer. Mientras que la provincia responde con hechos concretos, el municipio se queda en la idea”, agregó Zingoni.

Defensa
Los argumentos de la comuna para que prime su idea

El intendente Horacio “Pechi” Quiroga explicó que la ciudad ya está un paso adelante con su proyecto porque Neuquén capital ya tiene resuelto el problema de los residuos sólidos y con una proyección a 20 años, y afirmó que avanzar en el GIRSU que propone la provincia “no tiene sentido”.

“Neuquén ya hizo las inversiones. Tiene un Complejo Ambiental que es modelo en el país y ya iniciamos la separación de residuos en origen”, dijo Quiroga y agregó: “La provincia viene

prometiendo una solución regional a la problemática de los residuos desde hace más de 20 años. Han destinado muchos recursos a consultorías, pero nunca avanzaron en algo concreto”.

Consideró que al gobernador no lo han informado bien: “En la reunión que tuvimos me comprometí a hacerle llegar todos los antecedentes sobre el funcionamiento del Complejo Ambiental y del proyecto de tratamiento regional de residuos. Hoy hablan de un proyecto GIRSU sin decir qué tecnología se utilizará, cuál será la inversión, cómo se piensa la sustentabilidad a futuro”.

Contó además que en 2010 la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de los EE.UU. calificó al relleno de Neuquén entre los cuatro mejores de la Argentina, y entre esos cuatro eligió al de Neuquén para promocionar y construir una planta de generación de Energía con utilización de biogás que fue inaugurada en mayo de 2013.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído