Taxistas, con los nervios de punta por la falta de GNC

Por el precio y las restricciones, el gas no es redituable para nadie.

Francisco Carnese

carnesef@lmneuquen.com.ar

Neuquén

Las últimas medidas del gobierno nacional de restringir el expendio de GNC no hicieron más que agravar la crisis de un sector que ve muy complicado su negocio, en especial en la Patagonia, donde el precio de los combustibles líquidos tiene una diferencia mínima con el gas.

Este escenario ya generó el cierre de una estación de servicio en Neuquén capital (en Félix San Martín y Paimún), un camino que podrían tomar otras si no se revierte la situación, según se desprende del último encuentro que realizaron los estacioneros y el sindicato que nuclea a los trabajadores de este rubro en la región. Además, los taxistas plantean que el tema los golpea directamente a ellos (ver aparte).

“La restricción lo que hizo fue agravar lo que estaba sucediendo, ya que en los últimos meses el GNC ha sufrido golpes por todos lados, se ha aumentado el producto en cuatro o cinco veces”, advirtió ayer Carlos Pinto, secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén, quien indicó que otro de los elementos a tener en cuenta que impactó de manera negativa fue el aumento en las tarifas eléctricas, ya que el sector tiene un consumo importante.

“Si no se toma ninguna medida vamos a la desaparición del GNC, y es una pena porque tenemos mucho en la zona. En los últimos años se ha incentivado el uso, pero no se hicieron ni inversiones ni nada para poder suministrarlo a la altura de las circunstancias, se incentivó por un lado, pero por el otro no se tomó en cuenta la producción. No es esta la forma de corregir el tema ni tampoco hacerlo de la noche a la mañana”, apuntó Pinto.

Problemas

La Cámara de Expendedores de Neuquén ya tuvo reuniones con representantes del gobierno nacional para tratar de encontrar una salida al tema, pero hasta el momento sin resultados positivos. La crisis en el sector afecta no sólo a los estacioneros, sino también a los que se manejan en autos con GNC y a todo lo que gira en torno a esta actividad, como los que trabajan en la reparación y colocación de tanques.

“Lo que era un combustible económico hoy ya no lo es”, señaló el titular de la Cámara.

Un comité de emergencia, convocado por el Ente Nacional Regulador del Gas, decidió restringir el suministro de GNC y el uso de gas por a las industrias, ante una reducción en la entrega del fluido a la Argentina por parte de Bolivia, con el objetivo, según se indicó, de preservar el abastecimiento a los hogares, hospitales y escuelas del país.

De esta manera, el no suministro de GNC se está dando entre las 18 y las 23 en las estaciones de servicio de todo el país y las industrias deberán achicar al máximo sus consumos. Esta reducción de gas a la Argentina de parte del país vecino representa entre 8 y 11 millones de metros cúbicos diarios.

Los nuevos vehículos no se pasan al gas

NEUQUÉN

Eduardo Lira, secretario del Sindicato de Peones de Taxis, advirtió ayer que la situación generada por el aumento del precio y la restricción en el suministro del gas va a terminar afectando al sector. Sostuvo que, por los actuales costos, los taxistas que tienen equipos de GNC los mantienen pero que los dueños de vehículos nuevos no lo incorporan y prefieren las naftas porque no casi no hay diferencia de costos. Un ejemplo: con 110 pesos de GNC se pueden circular unos 120 kilómetros (que es lo que recorre en promedio un taxi en un turno), mientras que con 20 pesos más pero cargando Infinia de YPF se cubre el mismo trayecto.

El parque automotor de taxis y remises es de 1200 vehículos en Neuquén. “De eso, el 90 por ciento anda a gas, pero si se sigue así, con las restricciones y los precios, esto va a ir cambiando”, aseguró el titular del Sindicato de Peones, quien alertó sobre el problema que tienen con el incremento de costos, a la espera de una recomposición de la tarifa el 2 de noviembre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído