Agosto será el mes de la batalla de poder en el MPN

Gutiérrez cree que es un buen momento para la interna partidaria.

Por Fernando Castro

NEUQUÉN

Omar Gutiérrez mostró una carta: dijo que “agosto es un buen mes” para realizar la interna de su partido. Así marcó una primera línea de largada. Ni más ni menos que la de la discusión del poder en la provincia, en la cual las definiciones dentro del MPN son parte sustancial de todo el asunto.

El 9 de septiembre vencen los mandatos de las autoridades. Pero lo que en realidad se empieza a definir tendrá rebote en los meses siguientes. El control del partido es un paso sustancial para ganar parte del derecho a dar la disputa mayor por la gobernación en el 2019, algo que pareciera ser otra historia pero no lo es tanto.

La fecha, también, será una forma de blanquear más el juego de aspiraciones. El MPN está cruzado por las tensiones que se desprenden de la pareja de gobierno. Por un lado, hoy se ve la chance clara de que Gutiérrez se presente por un nuevo mandato y, por otro, las aspiraciones jamás ocultadas de su vice, Rolando Figueroa, de dar el salto hacia el mismo cargo.

El partido provincial se reunirá el 16 de marzo. Será un encuentro conjunto entre la Junta de Gobierno y la Convención partidaria, ámbitos liderados por Gutiérrez y Figueroa, respectivamente. En principio, la fecha de la interna no será parte del debate, en el que sí se incluirá la adecuación del MPN a la ley electoral para fijar la igualdad de género en los cargos de conducción. Muy probablemente, en una instancia posterior, sea la Junta de Gobierno (Gutiérrez), en uso de sus atribuciones, la que fije el cronograma electoral para este año.

El 9 de septiembre vencen los mandatos de la actual conducción. La convocatoria a elecciones tendría que realizarse no más allá del 9 de junio, de acuerdo con la Carta Orgánica

Como contexto general, hoy es claro que el que maneja los tiempos dentro del partido es el gobernador. Al mismo tiempo hay, al menos, una pregunta crucial que se desprende de la postura de Figueroa: ¿creerá que es el momento para comenzar a dar el salto hacia la disputa de fondo o se reservará para la siguiente interna, la que finalmente defina las candidaturas a gobernador y vice?

Hoy el terreno no le juega a favor. Unos 40 intendentes salieron en fila a bancar la reelección de Gutiérrez en el 2019. Fue el operativo “clamor” del oficialismo afín al gobernador, ante un intento del vice de anticipar los tiempos del partido, el mes pasado.

Por magnitud, pero también por una cuestión casi cultural, hoy puesta en tensión a la luz de los últimos resultados electorales, esta interna partidaria también tendrá efectos en todo el escenario político provincial.

110.000 afiliados tiene el MPN en toda la provincia. Es el partido con mayor caudal de afiliados, si se toma el padrón. El desafío que tiene es el de traducir ese respaldo en los comicios.

El MPN, en crisis con su discurso y sus modos, se las verá en el 2019 con un rival de nuevas características: Cambiemos, que ve en la puja por la conducción que encarna este “recambio generacional” y el voto que hasta meses atrás respaldó al macrismo, una puerta como pocas veces antes encontró para pelear por la provincia. Es cierto, será otro tipo de elección. Pero casi con sorpresa ve una chance real para dar esa pelea. Así las cosas, se viene el capítulo uno de las internas del MPN, la más grande de la provincia con efectos en el día a día de miles de personas.

--> El encuentro del Mapo tuvo la visita del vicegobernador

El Mapo, un espacio partidario histórico, tuvo su primer encuentro de “fortalecimiento de la militancia”. Fue ayer, en el salón Olivia, en el límite entre esta ciudad y Plottier.

Del encuentro participaron el vicegobernador Rolando Figueroa y el senador del MPN Guillermo Pereyra, entre otros dirigentes partidarios.

p10-f02--encuentro-mapo.jpg

Este espacio relanzado meses atrás, luego de las derrotas electorales que sufrió el MPN en el 2017, en un primer momento buscó activar a la militancia, en medio de los cuestionamientos internos producto de los traspiés a manos de Cambiemos.

Ayer, luego del encuentro realizado en el salón Olivia, este espacio partidario emitió un comunicado a través de las redes sociales. En un tramo del texto, los dirigentes, entre los que también se vio al ex ministro Leandro Bertoya y a la ex vicegobernadora Ana Pechen, afirmaron que su búsqueda es “el bien común y el fortalecimiento de los principios doctrinarios” del partido. Aseguran que no los tientan “los sillones giratorios, ni los trajes y corbatas”. Y sostuvieron que “se necesitan sólo ganas y compromiso para fortalecer” al MPN, según consideraron en el documento que dieron a conocer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído