Agua: lo mejor para la gente

El ambicioso proyecto multipropósito Mari Menuco pasó de ser pensado como un puntal de desarrollo agroindustrial a calmar la sed de los neuquinos. Al fin y al cabo fue lo mejor para la gente, a pesar de dejar de lado los sueños de diversificar la matriz económica. Eso, al menos por ahora. En principio iba a ser una canal a cielo abierto para irrigar unas 35 mil hectáreas aptas para nuevos cultivos. De Vaca Muerta no se hablaba y a mediados de la década pasada, todavía parecía rentable extender los sembrados en la segunda meseta. Así, se plantaron olivares, viñedos y todo un sistema de producción que hoy debe convivir con el monstruo que es la industria petrolera. Hace tiempo, en 2007, en una reunión con dos especialistas de la consultora CERUR de Israel y funcionarios provinciales se sobredimensionó lo que en un futuro podrían generar las aguas del lago. "Si este proyecto lo van a hacer para tomar agua, no lo hagan. Piensen en que pueden hacer un Silicon Valley en la meseta", decían Bon Avital y Chuni Yani, los dos expertos en hacer este tipo de sistema de irrigación en ese país, que padece la falta de agua. Pero justamente sucedió lo contrario. Los años fueron pasando y la población aumentó. La meseta comenzó a poblarse y el desarrollo inmobiliario en las clases populares hizo que el recurso empezara a escasear. En Centenario se desencadenaron varias crisis y hasta la ausencia del líquido en los barrios castigó duramente la ex gestión del MPN. El problema se agravó en los últimos dos años. Se hicieron más casas y la inmigración por el petróleo hizo colapsar el sistema. Fue entonces cuando nadie se acordó del proyecto inicial, del sueño de los grandes cultivos, sino de que sólo saliera agua de la canilla y así calmar la sed.

Hace 10 años el proyecto Mari Menuco iba a traer el desarrollo de la producción. Hoy, sólo calmar la sed de los barrios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído