Bienvenido Pokémon Go

La globalización es esto. Lo que provocaba el uso del Pokémon Go en el mundo se trasladó rápidamente y sin escalas a nuestras calles.

La globalización es esto. Lo que provocaba el uso del Pokémon Go en el mundo se trasladó rápidamente y sin escalas a nuestras calles. Chicos y no tan chicos cazando virtualmente, buscando pokeparadas para racargar pokebolas para tirarle a los pokemones. Ah, además, hacer una parada en un gimnasio de fantasía para que los bichitos peleen. Es muy fuerte ver a grupos de pibes que interactúan por Whatsapp, a apenas unos centímetros de distancia, sin levantar la vista del smartphone y sin decir una sola palabra. Luego se sacan la foto del Snapchat para guardar un grato recuerdo.

Con la app, aparecieron los pokechorros, que se hacen de celulares caros por las distracciones de sus dueños.

El celular se metió en nuestras vidas y la cambió para siempre. Y el Pokémon Go la modificó aún más, a tal punto que psicólogos de la prestigiosa Harvard hicieron un estudio de las bondades y contras.

Entre las cuestiones positivas, aseguran que favorece a combatir la depresión, las personas socializan, evita la presión social y hasta ayuda a la actividad física, porque hay que caminar... Entre las contras, los usuarios se mantienen distraídos y estresados.

Claro que todo esto sucede en el mejor de los casos. Porque muchas veces los usuarios no vuelven con sus celulares y otras, peores y más trágicas, ellos son los que sufren accidentes y hasta mueren por no poder dejar de jugar. Entre tantas palabras comenzadas con “poke” que empezamos a conocer, aparecieron los pokechorros. Es que es muy fácil para los delincuentes hacerse de celulares caros aprovechando las distracciones de sus dueños. El propio juego avisa de otros usuarios cerca y qué aparatos tienen. O pone al prestigioso Pikachu en lugares muy peligrosos. Para estos casos no hay recomendaciones especiales: sentido común y saber guardar el teléfono en el pokebolsillo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído