Boca suma, pero sigue debiendo

Las últimas dos imágenes finales mostraron al Boca del Mellizo de festejo. Grande, con un desahogo necesario, con una alegría que se tomó vacaciones durante el verano y que volvió de la mano de un ídolo en el banco. En pocos días, sumó un puntazo en la altura de La Paz y un triunfazo en La Bombonera para seguir con esperanza de jugar la final en el torneo local.

El resto, lo que se ve en la cancha en los 90 minutos (sin el descuento salvador), no es tan diferente a lo de los últimos tiempos, aunque con cierta mística, más entusiasmo y un empuje que no demostraba el equipo de la mano del Vasco Arruabarrena. ¿Le alcanza con eso para soñar con algo más que lo del 2015? Difícil decirlo. El fútbol, como pocos deportes, suele brindar sorpresas, desmentir pronósticos y propiciar grandes "panquequeadas" cuando cambia el viento.

Sacando los descuentos salvadores, el resto de lo que se ve en la cancha no es tan diferente a lo del Vasco.

Hasta ese tanto salvador de Carlos Tevez, anoche Boca quedaba debiendo. Pese a que había sumado chances de gol, a que busca el arco rival, más a los tropezones que con juego asociado, la idea de que ese plantel con muchos nombres interesantes pueda transformarse en un equipo candidato a cosas importantes todavía queda muy lejos.

Da pelea en el torneo, es cierto, quedó vivo en la Libertadores, también es verdad, y River dio una muestra hace un año de que eso puede ser suficiente para lograr la Copa. Pero sin esos minutos extra ante Bolívar y Unión, Boca hubiese estado al borde de una crisis de resultados que podían dejar al Mellizo sin el pan y sin la torta en sus primeros cuatro partidos. ¿Será este el envión necesario para despegar? ¿Podrán Tevez y compañía concretar lo que se espera de ellos? El tiempo lo dirá. Y en el fútbol, se sabe, todo puede pasar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído