El clima en Neuquén

icon
Temp
65% Hum
La Mañana

Boden 2012: la cuenta final de lorenzino

El ministro de Economía instaló un reloj para marcar los últimos días antes del pago del bono, que representará una erogación de 2.207 millones de dólares.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, salió del ostracismo político esta semana con una noticia curiosa: colocó un reloj digital en la sede de la cartera que marca la cuenta final hacia viernes 3 de agosto, fecha en la que se pagará el Boden 2012.
El día anterior, la presidenta Cristina Kirchner visitará la Bolsa de Comercio para hacer el anuncio de lo que considera un paso más para la soberanía económica del país, que verá reducida de forma marcada su deuda.
Entre capital e intereses el Estado deberá pagar 2.207 millones de dólares, algo así como todo un presupuesto neuquino. La necesidad de divisas para este pago fue una de las razones por las cuales se impuso la restricción a la compra, lo que hace prever que los controles podrían aflojarse detrás de esa fecha. Aún así, será complicado volver a liberar el mercado sin que se generen corridas.


Salida a la pesificación
El Boden 2012 es un bono en dólares que nació como la solución a la pesificación de los depósitos, tras la salida de la Convertibilidad a principios de 2002, a través del decreto 905/2002 que ideó por entonces el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.
El título, pagadero en ocho cuotas con un plazo de 10 años, contemplaba un esquema equivalente a 1,4 pesos más CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia-Costo de Vida) por cada dólar depositado.
La primera cuota del Boden 2012 se pagó el 3 de agosto de 2005 y la octava, y última, se cancelará la semana que viene.
El esquema contempló tres bonos iniciales, con vencimiento en el 2005 y 2007 para depósitos en cuentas a la vista y para plazos fijo de algunos casos considerados delicados, y al resto de los dueños de plazo fijo les ofreció el Boden 2012.
Tiempo después, en septiembre del 2002, se ajustó una nueva diferencia marginal con la emisión del Boden 2013. De este último bono, que vence en abril de 2013, queda un monto ínfimo a pagar en comparación con el Boden 2012, de alrededor de 100 millones de dólares.
 

Lo más leído