De polinarcos y filtraciones

Después de publicar, junto a Camilo Ciruzzi, la investigación sobre los 32 pasos clandestinos que hay en la cordillera neuquina, por donde las organizaciones narco trafican principalmente marihuana -debido la gran diferencia económica que hacen-, un alto funcionario de la Justicia Federal me preguntó: "¿Por qué no damos con los narcos en Neuquén?" Mi respuesta fue simple: "Porque dentro de la Policía hay gente vinculada con los narcos". Era noviembre de 2014, el Departamento de Toxicomanía había dado sendos golpes al narcotráfico en la región de la mano del juez Gustavo Villanueva. Pero los pesquisas neuquinos siempre tenían éxito puertas afuera de la provincia y eso llamaba la atención, mientras LM Neuquén publicaba investigaciones sobre los kioscos de droga en Villa Ceferino, San Lorenzo y las bandas narco del oeste en las que están enrolados empleados del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

El dato aportado a la Justicia Federal no sorprendió del todo, porque en julio de 2012, en otro golpe a una organización que operaba desde la cárcel de Santa Rosa, descubrieron que un efectivo de Toxicomanía de Neuquén y un penitenciario de la U11 estaban vinculados a la banda.

¿Por qué no podemos dar con los narcos en Neuquén? Porque en la Policía hay vínculos con estas bandas criminales.

Por eso, tras el fallido golpe que dieron a fines del año pasado, cuando por una filtración perdieron un gran cargamento, la bronca saltó y terminaron dando ayer con el oficial narco, justo ahora que el gobierno provincial quiere subir a rango de dirección el Departamento de Toxicomanía. Más allá de separar al policía, la Jefatura deberá revisar bien su tropa, porque hace rato que los narcos aprovechan los sueldos de miseria que tienen los policías para reclutarlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído