Desinformados en 140 caracteres

Desde su lanzamiento en marzo de 2006, Twitter está revolucionado los procesos cognitivos de los seres humanos: sólo se leen frases cortas y no se profundiza en temas complejos. Sumado a esto se encuentra la imposición de temas que genera la misma plataforma, a través del llamado "trending topic". Es que la red social del pajarito ha permitido una interminable circulación de información (basura o no), que puede ser publicada en tiempo real. Pluralidad de voces sin ningún tipo de censura es su carta de presentación. Sin embargo, no todo es color de rosa y esa información es restringida: no debe exceder los 140 caracteres, un espacio más que insuficiente para aclarar el panorama, por ejemplo, en cuestiones políticas, lo que genera seres formados con una visión parcial de la realidad y con una capacidad nula de relacionar conceptos, ya que sólo adquieren datos de forma aislada, sin estar en contexto.

Lo que te da Twitter es un espacio insuficiente para aclarar el panorama, por ejemplo, en temas políticos.

Esos mismos 140 caracteres han marcado un antes y un después a la hora de informarse, y los usuarios de esta red social sólo se limitan a hojear las primeras líneas de un texto. Frente a este problema, los portales más importantes (todo pasa por internet) se han visto obligados a titular con datos amarillistas, con el objetivo que sus visitantes lean toda su nota.

Por otro lado, la herramienta del trending topic, junto a la mano siempre visible de los programas de televisión, termina imponiendo una información por sobre otra, diciéndoles a sus propios usuarios "esto es lo que tenés que leer y sobre lo que tenés que opinar". Para empeorar la situación, los tuiteros compiten por ver quién arroja la mejor frase (en tono de gracia, ironía o furia) para conseguir un "favorito".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído