El corazón necesita de una dieta especial

Si tomás anticoagulantes, ojo con los alimentos que pueden inhibir su efecto.

Según la OMS, la principal causa de muerte en el mundo son las enfermedades cardiovasculares. Y muchos de los tratamientos están directamente relacionados con cómo corre la sangre por nuestro cuerpo, en el que la coagulación es un proceso que está constantemente funcionando: repara pequeñas fisuras en los vasos sanguíneos sin que lleguemos a darnos cuenta.

Hay personas con una alta predisposición a padecer trombosis (formación de un coágulo dentro del sistema vascular), por lo que deben administrarse tratamientos anticoagulantes para reducir el riesgo de sufrir una embolia (cuando un coágulo obstruye un vaso sanguíneo). También los pacientes con prótesis valvulares del corazón y fibrilación auricular deben controlar sus niveles de coagulación mediante estos fármacos.

Pacientes anticoagulados no deben realizar actividades físicas con riesgo de golpes y sangrados”, recomiendan los médicos.

El tema es que no sólo se trata de tomar un medicamento, sino también de estar atentos a la alimentación diaria. Si un paciente está medicado con Acenocumarol o Warfarina, debe controlar su dieta, ya que estos dos anticoagulantes forman parte de los llamados dicumarínicos, que actúan como antagonistas de la vitamina K, clave en el proceso de coagulación de la sangre y que se encuentra en algunos alimentos.

Entonces, si un paciente anticoagulado quiere bajar de peso, su cardiólogo deberá estar muy al tanto de la dieta que, como siempre, tendrá que ser variada y sin cambios bruscos. Porque, por ejemplo, hay verduras de hoja verde, como la acelga, la espinaca y la lechuga; y otras como el brócoli y el coliflor, que son ricas en vitamina K: la vitamina inhibida por el Sintrom. Estos alimentos verdes, como también el hígado de cerdo o el cordero, favorecen los procesos de coagulación de la sangre. “Es mucho mejor -advierten los especialistas- consumir un poquito de estas verduras todos los días, porque son muy saludables, en lugar de hacerlo de manera salteada. No se deben suprimir estos alimentos, sino tomarlos de manera constante”.

El efecto contrario lo encontramos en el alcohol y en los alimentos con vitamina E que diluyen la sangre, como el zumo de arándanos o el ajo en cantidades excesivas.

Riesgos de los anticoagulantes

Además de los cambios bruscos en la dieta, existen otros riesgos a tener en cuenta, ya que al modificar el sistema de coagulación para diluir la sangre, la persona se vuelve más vulnerable a las hemorragias, sobre todo si hay un descuido en la toma de los medicamentos o si se produce alguna interacción con otros fármacos y alimentos.

La gravedad de la hemorragia va a depender de la cuantía de sangre y del lugar donde se ha desatado. Además, los accidentes de tránsito o las lesiones deportivas son más peligrosas en los pacientes tratados con anticoagulantes, por lo que es recomendable no realizar actividades físicas que puedan comportar un riesgo de traumatismo o un eventual sangrado.

En el caso de los pacientes que toman Sintrom, deben someterse a controles periódicos para controlar sus niveles de anticoagulación porque éstos pueden variar. Según explican los expertos, los nuevos fármacos anticoagulantes, denominados anticoagulantes directos, a diferencia del Acenocumarol -cuyo efecto varía mucho de un paciente a otro-, tienen una acción mucho más previsible porque son fármacos antitrombina y antifactor X que actúan al final de la pirámide de coagulación y no directamente sobre la vitamina K. Por esta razón, la coagulación sanguínea no se ve afectada por la dieta.

Las variantes farmacológicas

La Warfina es uno de los anticoagulantes orales más habituales y su utilización tiene que ver con evitar las trombosis y embolias. Al igual que el Acenocumarol, actúa inhibiendo los factores que desencadenan coágulos en la sangre producidos por la vitammina K. En los últimos años surgieron variantes, como la Antitrombina o el Antifactor X, aunque todavía no tienen la contundencia de los anticoagulantes clásicos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído