El del DT es un ridículo casting

Altos (Bauza, Berizzo) y bajos (Sampaoli, Caruso). Ofensivos y defensivos. De River (Ramón Díaz/Gallardo) y de Boca (Carlos Bianchi).

Altos (Bauza, Berizzo) y bajos (Sampaoli, Caruso). Ofensivos y defensivos. De River (Ramón Díaz/Gallardo) y de Boca (Carlos Bianchi). En plena vigencia/auge o desocupados... Cuarentones, cincuentones y sesentones. De bajo perfil y verborrágicos, de elevada moral y autoestima. Con la facha intacta o pelados. La elección del entrenador de la selección argentina se ha convertido en eso: un ridículo y payasesco casting. Los candidatos van pasando día a día como si fuesen esos desfachatados jovencitos que pretender ingresar a la casa de Gran Hermano. Todos se ofrecen sin ponerse colorados aprovechando el desconcierto.

La comisión normalizadora que debe designar al nuevo entrenador de la Selección incurre en desprolijidades.

La Comisión Normalizadora no hace honor a su nombre. Lejos de ordenar las cosas en AFA, en su primera intervención seria incurre en una verdadera desprolijidad, con Armando Pérez a la cabeza. Cuando el actual hombre fuerte del fútbol argentino concedió el mano a mano a LM Neuquén, parecía que todo se reduciría a dos nombres: Bauza y Russo. Sin embargo, basta que un periodista afamado sugiera que un entrenador o un DT se postule para lograr la ansiada reunión con el titular de Belgrano...

Cambalache que desvirtúa el natural proceso de elección del entrenador del combinado que encabeza el ranking mundial FIFA.

“Pérez me dijo que me iba a llamar así que estoy esperando”, tiró ayer al aire en el programa de Fantino Caruso Lombardi. Con esa liviandad se maneja un tema tan importante. Alguien dijo alguna vez que el técnico de la Selección es, en un país tan futbolero, casi tan importante como un ministro. Puede sonar exagerado, aunque no tan disparatado como el nuevo papelón “afista” al que asistimos. Así no se normaliza nada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído