El grupo provida no pudo evitar un aborto

Pese a hacer una suerte de piquete en la puerta del hospital, la interrupción legal del embarazo se hizo porque la madre estaba amparada por la ley: su salud corría peligro.

Buenos aires. Una joven que había pedido el aborto por cuestiones de salud que ponían en riesgo su vida y que estaba amparada por la ley finalmente pudo interrumpir voluntariamente su embarazo, a pesar de la movida que hicieron militantes del grupo provida, quienes intentaron frenar el aborto, incluso movilizándose hasta la puerta del hospital porteño Rivadavia, donde se hizo la intervención. Pero la Justicia lo permitió y sostuvo que el estado de salud de la paciente estaba dentro de los parámetros de una interrupción legal del embarazo (ILE). “Se hizo lo que correspondía, estaba dentro de las causales”, informaron fuentes cercanas a la causa.

Claro que lo que le dio más trascendencia al hecho fue el intento de piquete que hicieron activistas que están en contra de la despenalización y que cuestionaban en este caso a la Justicia. El periodista Mariano Obarrio, del grupo provida, afirmaba en su cuenta de Twitter que el aborto estaba suspendido y era posible que no se realizara. En el video, en el que aparece junto a un grupo de mujeres, el periodista aseguraba que en ese caso el aborto “no estaba debidamente fundamentado” y que “los médicos y el Director del hospital Rivadavia no querían practicar este aborto”. Incluso, el viernes la Fundación Más Vida había presentado un recurso de amparo contra el Gobierno de la Ciudad. Ahora, con el aborto consumado, no descartan presentarse en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído