El mejor asado (y el más caro)

Carlos y Rubén viajaron con el bolso lleno de utensilios de parrilla y los trajeron de vuelta a casa con el premio al Mejor Asado de Tira del Campeonato Federal del Asado. Les sobraba fe a los muchachos de Plottier para romperla a los pies del Obelisco. Es que la tienen muy clara con la parrilla. Y lo demostraron. Pero no deja de ser una ironía que de todas las provincias del país haya sido Neuquén la triunfadora en ese rubro, un corte clásico que es cada vez menos común por estas tierras.

Hace ya tiempo que la barrera sanitaria -vigente desde 2001- obligó a muchos a buscar otras opciones a la hora de encender el fuego, sea en familia o con amigos (habrá, seguramente, quien lo haga solo, pero no tiene el mismo sabor). Porque el ritual no se abandona, pero cambia. Conseguir un rico asado con hueso puede ser una odisea que lleve horas, o una aventura que te lleve buena parte del sueldo.

Es que ya no se trata sólo de tener a mano una buena carnicería, sino de poder pagarlo. En Mar del Plata, por ejemplo, se pueden ver ofertas de asado a menos de 60 pesos. Y no está tan mal a la hora de hincarle el diente. En Neuquén, en cambio, el asado tiene precio petrolero, y animarse a un costillar entero es exclusivo para valientes. A más de $150 el kilo, sostener la costumbre los domingos es para elegidos. Y por eso otros cortes ocupan más espacio en la parrilla, el cerdo va ganando terreno y hasta hay lugarcito para las verduras. El asado nos vuelve locos. Y aquí no sólo disfrutamos de comerlo: hay gente que lo hace como nadie. Ojalá que el famoso segundo semestre llegue pronto y el asado vuelva a ser popular, porque, como viene la mano, dentro de poco habrá gente cruzando a Chile para traerse un costillar escondido en el baúl.

Conseguir un rico asado con hueso puede ser una odisea que lleve horas, o que lleve buena parte del sueldo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído