El príncipe de Arabia Saudita llegó al país en medio de un escándalo

Mientras la justicia argentina decide qué hacer ante una denuncia de Human Right Watch contra Bin Salman por delitos de lesa humanidad, el heredero de la monarquía de Riad arribó a Ezeiza para participar de la Cumbre del G20.

La llegada a la Argentina de Mohammed Bin Salman para participar de la Cumbre del G20 en Buenos Aires se convirtió en la noticia más importante del mundo. Es que Es que el heredero de la monarquía de Riad está envuelto en un escándalo internacional mundial por delitos de lesa humanidad, incluido el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul.

Hace dos días Human Rights Watch presentó una denuncia ante el juzgado federal de Ariel Lijo con un resumen de sus investigaciones sobre posibles violaciones del derecho internacional cometidas durante el conflicto armado en Yemen, de las cuales el príncipe sería penalmente responsable como ministro de defensa de Arabia Saudita. El escrito también describe su posible complicidad en graves denuncias de , incluyendo el asesinato del periodista opositor. tortura y otros malos tratos de ciudadanos sauditas

Te puede interesar...

"Presentamos la denuncia porque no se puede investigar en Arabia Saudita ni en Yemen. Argentina es un país democrático que incorpora los principios de los derechos humanos y la justicia internacional", afirmó Reed Brody, abogado de la ONG.

La denuncia recayó en el fiscal federal González, quien deberá dictaminar si corresponde abrir una investigación. González puede aplicar el artículo 117 de la Constitución y derivar el asunto a la Corte Suprema. También puede optar por detenerlo, estudiar si lo que plantea la ONG son efectivamente delitos de lesa humanidad; o directamente rechazar de plano su competencia.

Un tema clave es cuándo el fiscal tomará uno de estos tres caminos: dado que una cosa es hacerlo entre este miércoles o jueves (el viernes es feriado por el G20) y otra muy distinta es hacerlo la semana que viene, cuando el príncipe heredero ya no esté en Buenos Aires.

Tras el dictamen del fiscal, Lijo quedará en condiciones de definir si se abre un investigación local a raíz de la llegada al país del príncipe con motivo de la cumbre del G20 que comienza el viernes próximo.

Embed

Por lo pronto la seguridad del saudita está en alerta máxima. Luego de desestimar su estadía en los hoteles Sofitel La Reserva Cardales, Hilton, Pestana, NH, Icon Alvear y la mansión del Four Season, finalmente decidió hospedarlo en la residencia de su propia Embajada, ubicada en Avenida Libertador 2141. El edificio se encuentra blindado con paneles protectores antibalas de grueso calibre en ventanas y puertas.

EMBAJADA.jpg

Sin dudas Bin salman, es la figura que más incomoda del G20. Ahora hasta está en duda que Trump vaya a tener una bilateral formal con él.

En tanto, el gobierno de Mauricio Macri canceló la posibilidad de una reunión bilateral tal como se había comenzado a negociar hace unas semanas. Según indicó Infobae, como mucho y "si queda tiempo" habrá un pull aside, como los diplomáticos llaman a las reuniones laterales al margen de un evento importante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído